DMAE

Degeneración Macular Asociada a la Edad

¿Qué es la DMAE?

La degeneración macular es una enfermedad del ojo muy vinculada al envejecimiento de la persona y es la principal causa de pérdida de visión central.

La mácula es una zona de tejido sensible a la luz situada en el centro de la retina y encargada de la percepción de los detalles. Cuando ésta se ve afectada las áreas del centro del campo visual pierden nitidez.

Existen dos tipos:

  • Seca o atrófica: La degeneración seca provoca el adelgazamiento y atrófia de la mácula con pérdida visual variable. Es la más frecuente y se caracteriza por una evolución lenta y progresiva que hace que el paciente vaya perdiendo la visión en el área central de su campo visual.
  • Húmeda o exudativa: Se caracteriza por el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos de paredes muy delgadas, que acaban sangrando y filtrando esta sangre a la mácula. La pérdida de visión suele ser mucho más rápida que en el caso anterior.

Síntomas

La DMAE ocasiona una pérdida progresiva de visión central, lo que a su vez ocasiona dificultades para leer, escribir, conducir, coser o realizar tareas de precisión.

Las líneas de los objetos se perciben distorsionadas y puede aparecer un punto oscuro en la zona central de la imagen.

La enfermedad suele comenzar su desarrollo de forma unilateral (un solo ojo), aunque termina por afectar a ambos ojos. Por este motivo, el paciente no se percata de la pérdida de visión a no ser que de manera fortuita ocluya o tape el ojo sano y vea líneas distorsionadas con el otro.

Autotest DMAE

Rejilla de Amsler

Autotest

Es posible realizar un prueba orientativa para detectar posibles alteraciones en la zona central de la retina. Para ello, siga los siguientes pasos:

  1. No se quite las gafas o lentillas si las utiliza normalmente.
  2. Haga clic sobre la rejilla de Amsler que se muestra en esta página para aplicar zoom.
  3. Colóquese a una distancia a la que pueda distinguir el conjunto de la rejilla y ver con claridad sus líneas.
  4. Tápese un ojo con la mano y mire con el otro al centro de la rejilla.
  5. Repita la operación con el otro ojo.

Una vez llevados a cabo los pasos anteriores debe evaluar si ve las cuadrículas de forma asimétrica, alguna de las líneas torcidas o borrosas o incluso si desaparecen las líneas en algún punto.


Factores de riesgo

  • Tabaquismo.
  • Edad avanzada.
  • Antecedentes familiares de DMAE.
  • Niveles elevados de colesterol en sangre.

Prevención

La DMAE es una patología ligada tanto a factores genéticos como ambientales. Cerca de un 70% de la predisposición a padecer DMAE se debe a la información genética de cada paciente aunque los factores ambientales pueden contribuir a su aparición.

Los avances tecnológicos actuales posibilitan la realización de test genéticos que integran la información genética y clínica del paciente estableciendo el riesgo de padecer DMAE a diferentes edades. Gracias a esto es posible marcar un correcto plan de control oftalmológico que detecte precozmente la enfermedad y permita retardar o frenar su avance y la pérdida de visión.


Tratamiento

Para la DMAE seca no existe hasta la fecha un tratamiento que se haya mostrado eficaz. Sin embargo la administración de medicaciones antioxidantes permite, en algunos casos, ralentizar la progresión.

La DMAE húmeda se trata con fármacos intravítreos antiangiogénicos, que estabilizan e incluso, en algunos casos, mejoran la agudeza visual.


  Trastornos Oculares

Pide tu CITA
desde aquí

Es rápido y sencillo
  Acepto las condiciones.

SUBIR