Erróneamente es común que se asocie la agudeza visual con los errores refractivos (miopía, hipermetropía o astigmatismo). Pero, para definir exactamente este concepto oftalmológico es importante saber que este tipo de errores simplemente son una de las posibles causas que originan el déficit de agudeza visual.

 

Medición de la agudeza visual

La agudeza visual es la respuesta a la pregunta de ¿cuánto veo? y se expresa en un porcentaje.

 

En los exámenes oftalmológicos, la agudeza visual es uno de los factores que clave que suele medirse.

Se puede definir como la capacidad que tiene el sistema visual para percibir con detalle dos objetos en condiciones concretas, como la distancia o la iluminación del espacio. Es la respuesta a una pregunta que se repite a diario en la consulta oftalmológica: ¿cuánto veo?

«La agudeza visual es la capacidad para percibir los detalles de los objetos que estamos viendo.»

La grado de visión es clave para saber si una persona con problemas de refracción es apta para someterse a una cirugía que corrija dicho error. Si con corrección óptica no se alcanza el 100% de visión será necesario buscar otra causa subyacente.

Cabe destacar que la agudeza visual perfecta se mide en porcentajes, siendo lo más deseable el 100% de visión. No obstante, son muchos los factores que pueden intervenir en la obtención de este porcentaje.

PIDE TU CITA Y TE DAREMOS RESPUESTA A TU PROBLEMA

 

Factores que intervienen en la agudeza visual

Son muchos los factores que participan en la agudeza visual. Por un lado, está el funcionamiento del ojo, pero la corteza visual y la vía óptica, así como algunos factores neuronales también juegan un papel esencial.

  1. Factores físicos

    El lugar en el que se lleva a cabo el examen de agudeza visual y el sistema que se emplea para medirla es muy importante para establecer un resultado fiable. Además, las características del ojo deben ser tenidas en cuenta durante la medición.

    • tamaño de la pupila
    • errores refractivos (miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia o vista cansada) que son la principal causa de disminución de la agudeza visual.
    • aberraciones del sistema óptico
  2. Factores psicológicos

    El estrés o la fatiga pueden tener como consecuencia una alteración de los resultados en los test de la vista. En oftalmología pediátrica, las pruebas de visión pueden acarrear cierto aburrimiento o pérdida de concentración por parte del menor y esto verse reflejado en los resultados. Factores como estos han de ser tenidos en cuenta para establecer un resultado coherente y óptimo.

  3. Factores fisiológicos

    La edad es un fator muy relevante a tener en cuenta cuando realizamos un test de agudeza visual. Al igual que ésta mejora durante los primeros años de vida, a partir de los 40 años es normal perder agudeza visual (sobre todo en visión próxima debido a la vista cansada). Además, la motilidad ocular y la densidad de fotorreceptores en la mácula también serán relevantes en los resultados de las pruebas.

 

Test de visión: pruebas de agudeza visual

La medición de la agudeza visual ha de realizarse a diferentes distancias (cerca, lejos y media). De esta forma, y teniendo en cuenta los factores anteriores, es posible conocer el nivel de visión de un individuo. En el caso de que la agudeza visual no sea óptima se probarán diferentes correcciones ópticas en busca de corregir alguno de de los problemas refractivos más comunes (miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia).

 

Pruebas de visión

 

La forma de medir debidamente la agudeza visual es a partir de los conocidos como optotipos. Suelen usarse letras, números, símbolos o figuras, que se colocan a diferentes distancias, para analizar así el grado de visión del paciente.

Son varios los optotipos que suelen utilizarse para este tipo de mediciones. Aquí enumeramos los más habituales:

  • Test de Snellen

    Esta prueba es con diferencia la más habitual. Consiste en filas de letras que van reduciendo su tamaño conforme bajamos la mirada. Cuanto mayor es el número de filas que es capaz de ver el paciente, mejor es su agudeza visual. El inventor de este test fue Hermann Snellen (de ahí su nombre), quién realizó un cálculo matemático en el que se establecía la distancia exacta a la que un individuo debe ver correctamente dos objetos separados por un ángulo concreto.

  • Test de Landolt

    Esta prueba visual muestra filas de caracteres circulares con una discontinuidad que el paciente debe identificar (anillos de Landolt). Para calcular la agudeza visual se sigue el mismo sistema que en el caso anterior: en la parte superior los caracteres de mayor tamaño y en la inferior los de menor. El paciente indicar dónde ve la discontinuidad del anillo: derecha, izquierda, arriba…

  • Test de contraste

    En este caso, se evalúa la agudeza visual al contraste que es la capacidad para distinguir entre un objeto y el fondo sobre el que se encuentra. Para medir este factor se utiliza un test en el que el paciente debe distinguir entre varios círculos e indicar cuáles de ellos son grises y cuáles están formados por rallas blancas y negras. Cuanto mayor sea el número de círculos con las líneas cada vez más juntas que el paciente pueda identificar, mayor será su sensibilidad al contraste.

Para llevar a cabo la correcta medición del grado de visión de cualquier paciente es necesario que se cumplan unos parámetros tales como la iluminación adecuada y el espacio de separación entre el optotipo y el sujeto.

Asimismo, los test se llevan a cabo de forma monocular y binocular y cabe destacar que de forma general, la AV binocular es un 5 – 10% mayor que la monocular. Es decir, que mejora la visión cuando vemos con ambos ojos a la vez.

En el caso de los niños que no son capaces de identificar letras, se utiliza otro tipo de pruebas visuales que describimos en este otro artículo.

 

Agudeza visual normal

Podemos determinar que un paciente tiene una agudeza visual normal cuando es distingue contornos nítidos separados un mínimo de 1’75mm desde una distancia de 6m. Los test de visión comentados anteriormente están diseñados en base a este principio.

 

PIDE TU CITA Y TE DAREMOS RESPUESTA A TU PROBLEMA

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos)

Un comentario

  • Vanessa Chávez dice:

    Yo estuve en un tratamiento para chalazo y 9 meses después de conjuntivitis con prednisolona en el primer caso y ciprofaxilicino con prednisolona, después del primer tratamiento mi agudeza visual se vio afectada y en el segundo tratamiento tambíen, siento q se acortado mi vista y veo como un relieve ha perdido nitidez, el tratamiento pudo afectar mi visión??? Según el médico que me vio eso no es posible :s

Dejar un comentario

Call Now Button