En esta ocasión vamos a hablar de un problema de los más comunes en el mundo de la oftalmología. Se trata de la blefaritis. Aunque es un problema que afecta, generalmente, a mayores de 50 años, puede presentarse a cualquier edad. Tanto es así, que en EE.UU. aparecen cerca de doscientos mil casos por año. Es por ello que resulta importante conocerlo y saber responder a él.

 

Aspecto real de la blefaritis

Apariencia de la blefaritis con el borde palpebral y la conjuntiva irritados. Se asocia a picor o escozor en los párpados.

 

La blefaritis es el nombre técnico con el que se conoce a la inflamación del borde del párpado, en la zona donde nacen las pestañas (es decir, donde se encuentran los folículos).

La razón por la que se produce esta inflamación del párpado es que en esa zona proliferan una serie de bacterias que, aunque normalmente tienen presencia en la piel, la tienen en un número reducido que no ocasiona problemas. Por varias razones (la más común es la obstrucción de una serie de glándulas que drenan grasa), la zona de las pestañas puede convertirse en una zona óptima para que dichas bacterias proliferen más de lo necesario y den lugar a la blefaritis.

PIDE TU CITA Y TE DAREMOS RESPUESTA A TU PROBLEMA

Sintomatología

La forma en la que se presenta la inflamación varía dependiendo de la gravedad del caso. En los casos más leves, la blefaritis puede pasar, en ocasiones, desapercibida. Sin embargo, en otros casos, puede generar molestias, irritación, o incluso, afectar negativamente a la visión.

6 síntomas característicos

  • Enrojecimiento de la conjuntiva y/o borde palpebral.
  • Escozor y picor en los párpados con aparición de lágrimas.
  • Cansancio ocular.
  • Aparición de visión borrosa que merma al parpadear.
  • Escamas producidas por las glándulas sebáceas próximas a la base de las pestañas.
  • Sensación de cuerpo extraño.

 

Inflamación del párpado vista en lámpara de hendidura

Inflamación del párpado con masas sebáceas características visto a través de lámpara de hendidura.

 

Causas más probables

A continuación enumeramos las causas más probables de aparición de blefaritis ordenadas de mayor a menor probabilidad.

  • Disfunción de la glándulas sebáceas de meibomio y proliferación de bacterias cutáneas en el borde palpebral.
  • Dermatitis seborreica o seborrea. Es una afección cutánea que afecta a cuero cabelludo, cejas, párpados e incluso plieges de piel tras las orejas y nariz.
  • Rosácea, otra afección cutánea que se manifiesta con una erupción o enrojecimiento de la cara.
  • Ácaros en los folículos de las pestañas.
  • Alergia que afecte a las pestañas como por ejemplo a medicamentos o cosméticos (menos probable).

 

Tipos de blefaritis

  • ANTERIOR: Este tipo afecta principalmente a la parte exterior del párpado, en la zona de las pestañas. La causa más probable en estos casos es la proliferación bacteriana o una infección vírica. Si no se trata debidamente, la blefaritis anterior odría ocasionar a una inflamación del párpado e incluso voltearlo hacia el interior o exterior del ojo (entropión y ectropión). En el caso del entropión resultaría muy molesto e incluso podría causar ulceraciones en la córnea.
  • POSTERIOR: Esta situación la origina la disfunción de las glándulas meibomianas (sebáceas) de los párpados, concretamente en el nacimiento de las pestañas. Esta misma condición puede llegar a obstruir la salida de las glándulas de meibomio y ocasionar un chalazión. Este tipo de blefaritis es el que causa las costras (lagañas) características de esta patología.
  • MIXTA: Es un tipo de inflamación del párpado con componentes de patología anterior y de forma simultánea, posterior. En estos casos lo que suele ocurrir es que la saturación de secreciones en el borde del párpado de la blefaritis posterior es la que favorece la proliferación bacteriana y la infección propias de la blefaritis anterior.

Con frecuencia, una blefaritis posterior da lugar a una anterior y los pacientes desarrollan ambos tipos de forma simultánea y en diversos grados.

 

Complicaciones asociadas

  • Orzuelo
  • Chalazión
  • Úlcera corneal
  • Conjuntivitis (inflamación de la superficie ocular)
  • Madarosis (pérdida de pestañas)

 

Glándulas de Meibomio

El cada párpado podemos encontrar entre 30-40 glándulas de meibomio. Las disfunción de éstas es una de las causas de la inflamación crónica del párpado.

 

Prevención y tratamiento

No existe una forma clara de prevenir la blefaritis, aunque está demostrado que una buena higiene contribuye a dificultar que se obstuyan las glándulas y, por lo tanto, no generar un ambiente propicio para la proliferación de las bacterias causantes. Conviene recordar también, que la blefaritis es una enfermedad crónica y que muchos pacientes la padecen durante meses e incluso años antes de acudir al oftalmólogo y ser diagnosticados. A nivel de tratamiento, en muchos casos se puede requerir de semanas o meses para obtener mejoras significativas.

Las medidas a tomar para tratar esta afección dependerán de la gravedad del caso.

Tratamiento en casos leves

Aplicar compresas calientes sobre los ojos cerrados durante 5 minutos unas dos veces al día. Tras esto, conviene lavar la zona con un jabón con PH neutro como champú para bebés que no irrite. Frotar con suavidad el borde del párpado desde el lagrimal. Si no mejora tras un par de días con estos cuidados, contacte con el oftalmólogo.

Tratamiento en casos severos

En otros casos más graves, puede ser necesario utilizar pomadas antibióticas, o incluso, la ingesta de antibióticos orales todo ello siempre bajo control médico.

Recomendaciones

Por otro lado, el uso de colirios, aunque no contribuyen a acabar con la blefaritis, suele recomendarse para paliar la sensación de irritación y las molestias relacionadas. Conviene tratar este problema de manera adecuada pues puede ser la causa de aparición de otras patologías como puede ser el orzuelo en el ojo.

También te puede interesar: Orzuelo

«Los orzuelos pueden estar asociados en determinados casos a una blefaritis previa.»

Como ves, la blefaritis es un problema que puede presentarse de varias formas, desde una simple molestia, hasta un problema grave de visión. Sin embargo, no es especialmente grave y se puede tratar con facilidad. Como recomendación final, si crees que padeces blefaritis, acude a tu oftalmólogo para que diagnostique su gravedad y te recomiende qué medidas tomar.

 

Preguntas Frecuentes (FAQ)

¿La puedo contagiar a mis hijos y familiares?

La blefaritis NO es contagiosa. Se trata de un proceso crónico pero no se contagia. Parece existir cierta predisposición genética a padecer la enfermedad, pues dentro de la misma familia es frecuente encontrar varios miembros afectados. Sin embargo, hay muchos más casos aislados y no se puede afirmar con seguridad que el hijo de un paciente que padezca blefaritis la vaya a padecer igualmente.

¿Me voy a curar?

La blefaritis es un proceso crónico que NO se cura pero SÍ se controla. Entendemos por «cura» cuando la afección desaparece por completo y esto no ocurre con la blefaritis. Sin embargo, es posible controlarla que consiste en evitar que los se presenten los síntomas de la misma o que dejen de ser molestos para el paciente. Un correcto tratamiento hace que el paciente se vea libre de síntomas la mayor parte del año y pueda hacer vida normal sin complicaciones en su visión.

¿Cómo evito las molestias?

Mediante la aplicación del tratamiento adecuado para cada caso. Esto debe valorarlo el oftalmólogo quien le pautará y explicará qué debe hacer. A partir de aquí, si se sigue correctamente el plan terapéutico se verá libre de molestias la mayor parte del tiempo.

 

[VIDEO] Simulación de inflamación del párpado

 

Más información: American Academy of Ophthalmology

 

PIDE TU CITA Y TE DAREMOS RESPUESTA A TU PROBLEMA

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (38 votos)

4 Comments

  • ricardo marcelino gargiulo dice:

    muy bueno e ilustrativo el articulo

  • María Ester dice:

    Muy agradecida por la información que corrobora lo que me dijo la oculista. Estoy haciendo el tratamiento y me preocupa la hinchzón de los párpados. Una amiga que me vio me asustó:» tenés que cambiar de oftalmólogo, tenés los ojos hinchados y se te achicaron. Con lo lindo que son tus ojos. Me parece que tenés que cambiar de oftalmólogo». Creo que estoy haciendo bien el tratamiento: me pongo los paños calientes dos veces al día, una crema especial para masajear los bordes y un champú especial para limpiarlos. Gotas no me pongo porque las que me dieron, creo que no me hacen bien. De todos modos voy a consultar con otro especialista (la que me atendió lo era en este tema), para confirmar mi tratamiento que creo, es el correcto y requiere de muchísima paciencia. Gracias por tranuilizarme!

  • Fluis MartineZ dice:

    Mantenga Las manos Limpias, Use bicarbonato De Sodio para lavar la zona de los párpados aplique enjuagues con abundante Agua y listo Vera los Resultados positivos.. Éxitos …Fluís Martinez/Venezuela…..

  • Ángel Fernández dice:

    Sobresaliente.El Láser puede mejorar la blefaritis

Dejar un comentario

Call Now Button