20 – 21 de marzo, equinocio de primavera. Llega la estación templada y con ella, la conjuntivitis alérgica o queratoconjuntivitis atópica. Aumenta en el ambiente la cantidad de sustancias (alérgenos) que causan esas reacciones desmesuradas del sistema inmunológico con los consecuentes síntomas (reacción alérgica).

 

Conjuntivitis Alérgica

La conjuntivitis alérgica puede aparecer durante todo el año en su forma perenne o con la llegada de la primavera en su forma estacional con la proliferación de alérgenos causantes.

 

PIDE TU CITA Y TE DAREMOS RESPUESTA A TU PROBLEMA

¿Qué es la conjuntivitis alérgica?

La alergia ocular afecta generalmente a la conjuntiva, por lo que también es conocida como conjuntivitis alérgica o queratoconjuntivitis atópica y aumenta en su forma estacional con la aparición de alérgenos propios de la primavera como son el polen y las esporas de moho.

La conjuntiva que se ve afectada por este tipo de alergias es una fina y transparente membrana mucosa que cubre la superficie anterior del globo ocular y la posterior de los párpados. Este tejido es inmunológicamente el más activo del ojo y actua a modo de defensa frente a infecciones y traumatismos.

«La conjuntivitis alérgica afecta a cerca del 25% de la población.»

Generalmente, este tipo de conjuntivitis aparece asociada a otro tipo de enfermedades de origen alérgico como la rinitis alérgica, la bronquitis asmática y la aparición de eczemas.

 

Proceso Alérgico

Cuando alguien sufre un proceso alérgico ocurre lo siguiente: un alérgeno penetra en el organismo de una persona alérgica. Bajo circunstancias normales esta sustancia sería inofensiva, pero en un alérgico el sistema inmunitario reacciona de manera desmesurada produciendo una gran cantidad de anticuerpos llamados Inmunoglobulina E (IgE).

Estos anticuerpos se adhieren a la superficie de unas células liberadoras de químicos llamadas mastocitos, particularmente abundantes en ojos, nariz y pulmones.

Así, tras diversas exposiciones sucesivas al alérgeno, la immunoglobulina E activará la generación de «mediadores químicos de la inflamación» a través de los mastocitos, entre los que se encuentra la histamina, y estos producirán los síntomas de la reacción alérgica.

 

Alergia Ocular

El alérgeno que con más frecuencia ocasiona la alergia ocular es sin duda el polen. De ahí el componente estacional de esta enfermedad.

 

Alérgenos más frecuentes

  • El polen.
  • Ácaros del polvo.
  • Pelo y células cutáneas provenientes de descamación de animales domésticos.
  • Algunos hongos (moho).
  • Productos cosméticos.
  • Antibióticos.

 

Síntomas de alergia ocular

La conjuntivitis alérgica puede aparecer de forma estacional asociada a temporadas del año en que aumentan los alérgenos que la causan (primavera) o perenne (durante todo el año). Generalmente afecta de forma simultánea a ambos ojos (bilateral) y su sintomatología inicial puede incluir, entre otros:

  • Ojos llorosos.
  • Picor intenso (síntoma más común y característico).
  • Enrojecimiento.
  • Visión borrosa temporal.
  • Leve inflamación de los párpados, especialmente por la mañana.
  • Secreciones viscosas.

 

Conjuntivitis Vernal

La conjuntivitis vernal es un caso agudo de conjuntivitis alérgica. Más frecuente en niños y muy estacional. Cursa con secreciones oculares espesas y pegajosas. Suele darse cada año en la misma época. La sintomatología es severa y requiere ciclos cortos de uso de gotas con esteroides más antihistamínicos tópicos.

Detección (pruebas y exámenes)

El oftalmólogo podrá buscar los siguientes signos relacionados con la conjuntivitis:

  • Eosinófilos, un determinado tipo de glóbulos blancos.
  • Pequeñas protuberancias en la conjuntiva del interior del párpado.
  • Reacción cutánea positiva a determinado tipo de alérgenos (pruebas para alergias).

 

Pruebas Alergia

Es posible que el oftalmólogo derive al alergólogo para la realización de pruebas cutáneas de alergia en busca del alérgeno desencadenante de la conjuntivitis.

 

Tratamiento etiológico (preventivo)

La principal medida de prevención consiste en identificar el agente alérgeno responsable de la conjuntivitis alérgica y evitarlo. En este sentido, lo primero que se debe evitar es el contacto con polvo, moho y polen.

Algunas medidas recomendadas que puedes poner en práctica:

  • Durante la noche, mantener ventanas cerradas y hacer uso de aires acondicionados con filtro. Al viajar en coche también se deben mantener las ventanillas cerradas y se debe revisar o cambiar el filtro del aire acondicionado.
  • Evitar, en la medida de lo posible, las actividades al aire libre en las franjas horarias de 5 a 10 de la mañana que es cuando las plantas emiten el polen, y de 7 a 10 de la tarde que es cuando se enfría el aire y desciende el polen.
  • Evitar salir de casa los días de mayor concentración de polen, sobre todo, los días con mucho viento.
  • Coger las vacaciones durante el periodo de polinización en zonas de baja concentración como por ejemplo, la playa.
  • No tender la ropa en el exterior pues el polen puede quedar atrapado en ella.
  • Usar gafas de sol o antipólenes al salir a la calle.
  • Prestar atención a los datos sobre recuento de pólenes que facilita la SEAIC (Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica).
  • No realizar lavados oculares con infusiones de manzanilla pues puede contener pólenes a los que se sea alérgico.

 

Tratamiento sintomático

Dado que a menudo la opción anterior es difícil de llevar a cabo, la opción terapéutica suele ser la utilización de fármacos que reducen los niveles de histamina así como otros que regulan la actividad de los mastocitos.

Algunas medidas que se pueden llevar a cabo para aliviar los síntomas son:

  • Uso de gotas lubricantes o lágrima artificial para los ojos.
  • Aplicación de compresas frías sobre los ojos para aliviar la inflamación.
  • Tomar antihistamínicos orales que no requieren de receta médica. Este tipo de medicación alivia los síntomas de la conjuntivitis pero pueden provocar sequedad ocular.

Si estos tratamientos no ayudan a paliar los síntomas de la alergia ocular será necesaria la visita a un oftalmólogo para que aplique otro tipo de tratamiento como puede ser:

  • Antinflamatorios o antihistamínicos de uso tópico (gotas) que puede utilizarse incluso antes de entrar en contacto con el alérgeno.
  • En casos de reacciones graves, aplicación de esteroides oftálmicos suaves.

 

APP – Polen Control

Se trata de una aplicación para móvil que permite hacer un seguimiento de los niveles de polen ambiental para evitar los síntomas de la conjuntivitis alérgica y otros tipos de alergia relacionadas.

 

Captura de pantalla de la aplicación Polen Control

 

Polen Control en la App Store de Apple.

 

Preguntas frecuentes (FAQ)

¿Debo hacer pruebas de alergia para saber qué causa la conjuntivitis?

Normalmente no. Con la conjuntivitis alérgica no suele ser relevante el alérgeno causante ya que los síntomas suelen ser los mismos independientemente de éste y los tratamientos también son comunes.

¿Se puede usar gotas oftálmicas con esteroides en niños?

Sí. En ocasionas, para el tratamiento de reacciones agudas es recomendable la aplicación de gotas oftálmicas con esteroides en conjunción con antihistamínicos tópicos pero siempre debe estar supervisado por un médico/oftalmólogo.

¿Por qué no puedo utilizar gotas con esteroides de continuo?

El uso prolongado de gotas con esteroides tiene el riesgo de inducción de otras patologías como el glaucoma o el desarrollo de cataratas prematuras. Se debe consultar con el oftalmólogo el tiempo y la frecuencia de aplicación de este tipo de tratamientos.

PIDE TU CITA Y TE DAREMOS RESPUESTA A TU PROBLEMA

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (21 votos)

2 Comments

Dejar un comentario

Call Now Button