El estrabismo infantil es una afección ocular más común de lo que cabría esperar. Se trata de una pérdida de paralelismo entre ambos ojos, provocando que cada uno se dirija hacia un lado ocasionando cierto bizqueo. Detectar el estrabismo en edades tempranas es prioritario para evitar la pérdida de visión.

 

Estrabismo Infantil

La detección precoz del estrabismo infantil es primordial para preservar la visión del niño evitando o tratando un posible ojo vago.

 

El estrabismo infantil es uno de los defectos visuales más preocupantes en niños pequeños. Se produce cuando las funciones binoculares no son correctas, los ojos se mueven de forma desincronizada y pierden la alineación. Una de las consecuencias más importantes es que, al percibir el cerebro imágenes muy diferentes, es incapaz de fusionarlas y se ve obligado a descartar una de ellas (generalmente la de peor nitidez) para evitar la visión doble o diplopia.

También te puede interesar: Diplopía O Visión Doblel

Cuando esta situación en la que el cerebro elimina la visión de un ojo se da de forma prolongada, se corre el riesgo de que el ojo que no se utiliza no desarrolle su visión correctamente y se convierta en ojo vago o ambliope, una situación difícil de revertir pasados los 9 años de edad.

PIDE TU CITA Y TE DAREMOS RESPUESTA A TU PROBLEMA

Consecuencias del estrabismo infantil

Entre las principales consecuencias del estrabismo en niños para la salud visual de los menores, cabe destacar la aparición de ambliopía u ojo vago. Pero esta no sería la única consecuencia de la afección.

Durante la infancia es cuando se adquiere una mayor cantidad de conocimiento e información que el cerebro debe guardar y asimilar. Si no ponemos remedio a este tipo de situación visual adversa, es muy probable que el niño tenga dificultad en el aprendizaje y un posterior déficit de conocimiento.

«La principal consecuencia del estrabismo no tratado en la infancia es la aparición de ojo vago.»

 

El estrabismo y sus tipos

El estrabismo aparece con la falta de alineación de uno o ambos ejes visuales. Cuando esto ocurre uno de los ojos funcionará como ojo fijador, y el otro será el ojo desviado.

Aunque parece algo simple, no todos los estrabismos son iguales. Podemos distinguir varios tipos en base a una serie de parámetros que ayudarán al oftalmólogo también a determinar la causa y el posible tratamiento.

El estrabismo no es una afección única de la infancia. La realidad es que, pese a ser mucho más común en edades tempranas, es posible que su aparición se produzca en la edad adulta.

 

Estrabismo Adultos

Aunque el estrabismo no es exclusivo de la infancia y puede aparecer en la edad adulta, es mucho más problemático en niños pues puede desembocar en una ambliopía irrecuperable.

 

Tal y como comentamos, el estrabismo puede clasificarse en base a una serie de parámetros. Estos son:

  1. Preferencia o no por un ojo

    Aunque lo más frecuente es hablar de estrabismo monocular, donde aparece un ojo fijador y otro desviado y esto es así mientras persiste el problema, existe otro tipo menos frecuente que es el estrabismo alternante. En estos casos van cambiando ojo fijador y desviado y el cerebro se queda con la imagen que le aporta el ojo fijador. La alternancia del estrabismo suele permitir un desarrollo similar en ambos ojos.

  2. Persistencia

    Existe un tipo de estrabismo intermitente, es decir, que no siempre está presente o que aparece en determinadas circunstancias tales como estrés, fatiga, nerviosismo o enfermedad. En otras ocasiones puede aparecer sólo cuando el paciente mira a una determinada distancia (visión próxima) y desaparecer con el resto (visión media y lejana).

  3. Dirección de desviación

    En función de la dirección del ojo desviado encontramos:

    1. Endotropia o estrabismo convergente. Es con diferencia el tipo más frecuente de desviación y en él, el globo ocular se desvía hacia el interior.
    2. Exotropia o estrabismo divergente. Sigue en frecuencia a la endotropia y es el caso opuesto en el que el globo ocular se desvía hacia el exterior.
    3. Hipertropia e hipotropia. Son menos frecuentes que los anteriores y son desviaciones hacia arriba o hacia abajo respectivamente.

 

Causas principales

Las causas que generan la aparición de estrabismo infantil son muy variadas aunque en la mayoría de los casos el niño que lo padece tiene un historial familiar de la enfermedad.

Otra causa es un posible error refractivo. Se conoce como estrabismo acomodativo y tiene origen en un esfuerzo excesivo del ojo por enfocar correctamente. Generalmente es causado por una hipermetropía infantil o fisiológica.

También te puede interesar: Hipermetropia infantil

En ocasiones podemos encontrar el estrabismo vinculado a algún tipo de desorden que afecte al cerebro como:

  • parálisis cerebral
  • síndrome de Down
  • hidrocefalia
  • prematuridad

Otras causas están relacionadas con la sobrecarga que se puede producir en el cerebro en situaciones de estrés, enfermedades o tras un cuadro grave de fiebre. Si el sistema nervioso central se sobrecarga, puede dar como resultado un desalineamiento de la posición de los ojos. Este tipo de causas pueden provocar estrabismo a cualquier edad.

«Conviene detectar y tratar el estrabismo antes de los 5 años para, con ello, evitar la ambliopía.»

Tratamiento para el estrabismo infantil

Lo más importante es detectar el estrabismo infantil lo antes posible. Si bien es cierto que el tratamiento para corregir la alineación de los ojos puede ser efectivo a cualquier edad, en estos casos impera la conservación de la visión y tratar de evitar el ojo vago. A partir de los 8-9 años del niño es muy complicado recuperar visión de un ojo vago o ambliope. Por esto, detectar y diagnosticar el estrabismo lo antes posible es de suma importancia.

Son varios los tratamientos disponibles para el estrabismo en la infancia. La elección de uno u otro dependerá, sobre todo, del tipo y origen de la afección.

Corrección óptica

En los casos de estrabismo acomodativo en que la causa es un error refractivo el tratamiento pasa por el uso de gafas o lentes de contacto. Generalmente, el estrabismo desaparece una vez corregido el defecto refractivo.

Terapia visual

El uso de ejercicio de terapia visual ayuda a mejorar la parte sensorial para lograr la fusión de las imágenes que el cerebro recibe de cada ojo, es decir, que el cerebro vea con los 2 ojos a la vez y corregir con ello la desviación ocular.

 

Terapia Visual

La terapia con ejercicios visuales es un buen complemento a algunos tratamientos para el estrabismo.

 

Cirugía

El tratamiento quirúrgico del estrabismo sólo se aplica si el tratamiento con corrección óptica no se puede aplicar o no es efectivo.

En la cirugía, se aumenta o disminuye la acción de los músculos oculomotores responsables de la desviación ocular. En el caso de los niños, este tipo de intervenciones se llevan a cabo bajo anestesia general.

 

PIDE TU CITA Y TE DAREMOS RESPUESTA A TU PROBLEMA

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos)

Un comentario

  • Tam dice:

    Hola, A mi hija de 3 años le han detectado 5 y 5,5 de hipermetropia (con gotas) ademas de un estrabismo acomodativo y le han recetado la graduación total en las gafas.
    Antes el estrabismo era muy puntual pero desde que usa las gafas al quitarselas el estrabismo es permanente, puede ser que al ponerle el total de la graduación no le baje nunca la hipermetropia? y de ser así el estrabismo sea permanente?
    En el caso de bajarle la graduación a las gafas hay más posibilidades de que le bajen las dioptrias? Gracias.

Dejar un comentario

Call Now Button