cornea-lampara-hendiduraLos ojos son, sin duda, unos de los órganos más sensibles del organismo humano. De ahí que en multitud de ocasiones se vean afectados por circunstancias nimias que, sin embargo, originan en ellos daños dolorosos. Estos daños se conocen como lesiones corneales y se debe tener especial cuidado en su tratamiento debido precisamente a la sensibilidad de la zona.

Esta lesión se debe a un daño en la superficie externa de la córnea que puede ser producido por diversos motivos.

  • Irritación química a raíz de casi cualquier líquido que entre en contacto con la superficie ocular.
  • Uso excesivo de lentes de contacto, lentes no adaptadas correctamente o reacción a los líquidos de las lentes.
  • Luz solar, lámparas de sol, reflejos de la nieve o el agua, soldadura de arco, etc…
  • Arañazos en la superficie corneal producidos por un cuerpo extraño como arena o polvo.

Determinado tipo de infecciones también pueden dañar la córnea.

En caso de sentir algún tipo de dolor en el ojo que pueda estar relacionado con alguno de los casos anteriormente expuestos, se debe acudir a un oftalmólogo para someterse a un examen ocular.

Es muy probable que el oftalmólogo impregne la superficie ocular con un tinte especial llamado fluoresceína previamente al examen para observar mejor cualquier tipo de lesión que ésta pudiera tener.

Tratamiento de lesiones corneales

El tratamiento de una lesión corneal puede implicar:

  • La extracción del material extraño que haya entrado en el ojo.
  • La oclusión temporal del ojo mediante parche o similar.
  • El uso de gotas o ungüentos para los ojos, siempre recetados por el médico oftalmólogo.
  • El abandono temporal del uso de lentes de contacto.
  • La toma de analgésicos.

Las lesiones que afectan la superficie corneal suelen sanar de manera muy rápida con el tratamiento y los cuidados adecuados. Lo más normal es que el ojo vuelva a la normalidad en un par de días. Las lesiones penetrantes por contra, son mucho más graves y su pronóstico depende del tipo de lesión.

Prevención

Las siguientes recomendaciones pueden ayudar a prevenir determinado tipo de lesiones corneales.

  • Utilice gafas de protección para los ojos cuando este trabajando con máquinas que generen partículas de madera, metal u otros materiales que pueden ser proyectados por el aire; como por ejemplo una sierra o una pulidora. Del mismo modo utilice gafas de protección cuando manipule elementos químicos abrasivos.
  • Utilice gafas diseñadas para filtrar los rayos de luz ultravioleta cuando se exponga al sol, incluso durante el invierno.
  • Tenga especial cuidado durante la manipulación de limpiadores de uso domestico, estos productos suelen contener ácidos fuertes y otros elementos nocivos.

 

PIDE TU CITA Y TE DAREMOS RESPUESTA A TU PROBLEMA

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos)

Un comentario

Dejar un comentario

Call Now Button