Son varios los factores que determinan el color de ojos de cada individuo. Sin embargo, el más importante es la cantidad del pigmento melanina. ¿Por qué existen los ojos azules o verdes? ¿de qué color tendrás mis hijos los ojos? o ¿es posible cambiar de color de ojos? serán seguramente algunas de las dudas que puedas tener respecto a este tema.

 

Ojos azules, verdes o marrones

Ojos azules, marrones o verdes. Todo depende de la cantidad de melanina que se deposite en el iris y esto a su vez va ligado a la herencia genética.

 

PIDE TU CITA Y TE DAREMOS RESPUESTA A TU PROBLEMA

¿De qué depende la coloración de los ojos?

El color de los ojos es uno de los objetos de estudio científicos más acusados a lo largo de la historia. Pese a que tradicionalmente se ha culpado a una cuestión meramente hereditaria como la causante de pigmentar los ojos, la cosa va mucho más allá y responde a una explicación bastante más compleja.

 

El pigmento: melanina

En primer lugar, la melanina es la que determina si los ojos son azules, verdes o marrones. Se trata de un pigmento presente en el cuerpo que también establece el color de la piel. La cantidad de este pigmento en el iris es lo que va a determinar la coloración del mismo. A mayor cantidad de pigmento, más oscuro será el color del ojo y a la inversa, más claro, tendiendo a tonalizades azules o verdosas.

La melanina es un pigmento muy oscuro, pero esto no implica que una persona de piel oscura no pueda tener los ojos azules o verdes. Es importante tener en cuenta que lo que determina el color del iris es la cantidad de melanina que hay en los ojos. Por lo tanto, sí que es posible que personas de piel oscura tengan ojos claros.

Sería realmente extraño, altamente improbable, pero aún así posible. De hecho, existe un famoso caso de un bebé afro-americano de New Orleans con estas características.

bebé negro de ojos azules

Laren Galloway, con apellido escocés y original de New Orleans. Salta a la vista que es un precioso bebe afroamericano de ojos azules.

El color de ojos de los albinos

El albinismo es una afección que se caracteriza por la falta de melanina. Esto deriba en una coloración de piel blanquecina, pelo blanco y ojos muy muy claros. A su vez, el albinismo tiene una serie de problemas relacionados con la visión (los explicamos en este artículo).

La misma falta de melanina hace que la fóvea del ojo (parte de la retina que nos proporciona la agudeza visual) no se desarrolle completamente y se presenten los problemas visuales.

También te puede interesar: Albinismo Ocular

Heterocromía: Un ojo de cada color

Otra opción, bastante poco frecuente, es tener un ojo de cada color, exactamente igual que le ocurría al tristemente fallecido David Bowie. Esta condición se conoce como heterocromía del iris (explicada en este artículo) y no está relacionada con ningún tipo de alteración en la visión.

También te puede interesar: heterocromía

No obstante, a nivel estético resulta bastante llamativa. Aunque en el caso de que un ojo cambie de color repentinamente es imprescindible visitar al oftalmólogo, ya que puede deberse a patologías más graves como el glaucoma pigmentario o el síndrome de Horner.

 

«El color de los ojos depende en gran medida de la cantidad de melanina en el iris.»

La genética como determinante del color del iris

Cuando se estudia genética en el colegio uno de los ejemplos más prácticos que se suelen realizar para hablar de esta ciencia es el del color de los ojos. Siempre se ha dicho que los ojos marrones son de carácter dominante y los ojos azules son recesivos.

Según estos datos, si los padres tienen los ojos oscuros las probabilidades de que su hijo los herede son altas. Pero ¿qué pasa cuando nacen niños con ojos verdes u ojos azules claros que tienen padres de ojos marrones? Pues que la herencia cromática de los ojos no es tan sencilla como se aprende en el colegio.

Las probabilidades a la hora de que un niño nazca con un determinado color de ojos no estarán marcadas solamente por la herencia recibida de abuelos y padres, sino que entran en juego muchas más variables genéticas. De hecho, es habitual que nazcan niños de ojos claros con varias generaciones de ancestros con ojos marrones.

 

Color de ojos de los hijos

 

Lo que la ciencia dice es que el color del iris se origina en tres genes diferentes que representan a los ojos verdes, azules o marrones. Es decir, el resultado del color de los ojos no está indicado como una mezcla del color de ojos de los padres porque cada progenitor cuenta con dos genes distintos en cada uno de sus cromosomas que establecen el color del iris. Por lo tanto, son bastantes las opciones que pueden suceder.

«El color de ojos de los niños se fija a los 3 años de edad y no suele cambiar.»

 

¿Puede cambiar el color de los ojos?

Dado que el iris es un músculo que se expande y se contrae constantemente pare regular el paso de luz hasta la retina, es frecuente que esto pueda originar ligeros cambios de tonalidad en el color de los ojos.

Esto es porque los pigmentos allí almacenados se comprimen y se separan y esto se puede traducir en estos cambios leves de tonalidad. Las personas con ojos marrones o verdes son más propensas a notar estas ligeras variaciones.

Cualquier cambio brusco de coloración en el iris (tanto en uno como en los dos ojos) debe ser motivo de alerta y se debe acudir pronto a un oftalmólogo pues puede producirse un glaucoma pigmentario u alguna otra patología ocular.

 

Arco senil

En personas mayores, puede producirse acumulaciones de sustancias lipídicas o calcio en la zona periférica de la córnea, cerca del limbo esclerocorneal. A esto se le conoce como arco senil o geróntoxon y se manifiesta como un cambio de coloración mucho más claro tirando a blanco en la zona en que se acumula la sustancia.

Conviene, antes estos síntomas, consultar con el médico por si considera conveniente realizar una analítica y averiguar la causa de estos depósitos. Esto sucede en el 60% de las personas entre 40 y 60 años y la práctica totalidad de las personas mayores de 80 años.

Arco Senil

En edades avanzadas puede aparecer depósitos de colesterol o calcio en la periferia de la córnea cerca del limbo esclerocorneal que provoquen cambios de coloración. Esto se conoce como arco senil.

 

Operación de cambio de color de ojos

La operación por láser que permite eliminar el pigmento del iris, consiguiendo generar ojos azules es una realidad, pero no resulta una opción nada recomendable por las implicaciones y riesgos que conlleva. La eliminación de la melanina puede obstruir el ángulo iridocorneal y producir un aumento de presión intraocular y un glaucoma pigmentario.

Actualmente, el método seguro y recomendado para cambiar estéticamente el color de nuestros ojos es el uso de lentes de contacto cosméticas.

Existen en multitud de tonalidades y se pueden adquirir incluso con graduación. Eso sí, mucho cuidado con dónde se adquiere este tipo de productos. Hay que cerciorarse que se trata de lentes de contacto de calidad que no van a provocar ningún daño a nuestros ojos.

 

PIDE TU CITA Y TE DAREMOS RESPUESTA A TU PROBLEMA

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (27 votos)

2 Comments

Dejar un comentario

Call Now Button