Desde el preciso momento en el que el bebé nace hasta que pasan los primeros años de su vida, el sentido de la vista es quizás el que debe trazar un mayor recorrido respecto al resto. Y es que la evolución de la visión del bebé es especialmente lenta, tal y como ya vimos en nuestro artículo “¿Cómo ven los bebés?”, pero también es delicada y curiosa. Por eso, hemos decidido hablar sobre algunas de las curiosidades sobre los ojos de los recién nacidos que probablemente te sorprenderán y te pondrán en alerta.

 

Recién nacido

El sentido de la vista es el que tiene un desarrollo más amplio en los bebés y se debe prestar atención a su evolución.

 

PIDE TU CITA Y TE DAREMOS RESPUESTA A TU PROBLEMA

Primeros días de vida: alteraciones oculares a vigilar

Durante los primeros días de vida, la visión del bebé es borrosa y limitada pero además, pueden aparecer otros síntomas que los padres, junto al pediatra, deben vigilar especialmente. Por ejemplo:

  • Hinchazón de párpados

    Es habitual la hinchazón de los párpados en bebés recién nacidos, especialmente del párpado superior. Esto se debe, en la mayor parte de ocasiones, a la presión ejercida sobre la cara durante el parto. Es un síntoma que debería desaparecer en un plazo de 3-4 días pero en caso contrario se debe acudir al médico para estudiar de qué puede tratarse para descartar posibles afecciones más graves.

  • Apertura de ojos asimétrica

    Esta condición es consecuencia inmediata de la hinchazón de párpados comentada anteriormente. Si una vez desaparecida la hinchazón continúa la asimetría también deberías acudir al pediatra de forma preventiva.

  • Hiposfagma o hemorragia subconjuntival

    Es muy frecuente observar pequeñas hemorragias o manchas rojas que se extienden en forma sectorial por la esclerótica del ojo del bebé. Esta hemorragia es consecuencia de los cambios de presión sufridos por el bebé durante el parto y lo más común es que desaparezcan durante las tres primeras semanas de vida.

  • Hipersecreción lagrimal

    La obstrucción del conducto lagrimal y la segregación excesiva de lágrima es muy habitual durante las primeras semanas de vida de los bebés. Puede aparecer en un solo ojo o en ambos pero es un síntoma especialmente delicado, aunque no grave, porque puede derivar en una infección. Por eso, es recomendable acudir al pediatra para confirmar si es necesaria la aplicación de algún colirio o si el problema se resolverá sin tratamiento, tal como ocurre en más del 80% de los casos.

Ten en cuenta que el primer examen del pediatra descartará cualquier problema grave en la visión de tu bebé pero sí es importante que prestes cierta atención a su vista durante su desarrollo, tanto en su etapa de bebé, como en su etapa de niño-adolescente. Un consejo muy básico que debes grabarte a fuego y que muchos padres no cumplen es el de lavarse siempre las manos antes de tocar la cara del bebé.

 

¿Qué color de ojos tendrá mi bebé?

Otra de las grandes curiosidades centrada en los ojos del bebé es la duda de muchos padres acerca del color de ojos que adquirirá.

En un primer momento, los ojos de la mayor parte de bebés tienen un color grisáceo fomentado por la falta de desarrollo de las células que producen la melanina y dan color al iris. Una vez que esas células se desarrollan, los padres pueden apreciar con claridad el color de ojos de su hijo/a.

 

Color de ojos del bebé

El color de ojos de los bebés depende de la carga genética recibida no sólo de padres, sino también de abuelos y otros antecesores y comienza a definirse durante los primeros meses de vida.

 

Sin embargo, mientras llega ese momento, muchos padres cuyos colores de ojos son diferentes dudan acerca del color de ojos de su bebé. Por ejemplo, si el padre tiene los ojos azules y la madre marrones oscuros, ¿qué color de ojos tendrá el bebé? Básicamente, dependerá de la carga genética de los padres pero también de la de sus abuelos y bisabuelos. Los genes dominantes serán los que tengan más peso sobre los recesivos, siendo los ojos oscuros los que suelen tener dichos genes más preponderantes.

En definitiva, no podemos saber a ciencia cierta el color de ojos que tendrá el bebé hasta que no nazca y desarrolle las células productoras de melanina que terminando dando color al iris.

Como verás, las curiosidades que giran en torno a la visión de los recién nacidos son múltiples pero lo más importante es tener en cuenta que la vista es un sentido muy delicado en los bebés y por eso debe prestarse especial atención a esta zona de la cara que será tan importante en un futuro inmediato.

PIDE TU CITA Y TE DAREMOS RESPUESTA A TU PROBLEMA

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos)

Un comentario

  • Armén dice:

    Hola.
    Mi bebé, de raza negra, desde que nació hace una semana, tiene la cornea no muy blanca como suelen tener los recién nacidos. Tiene un color verdaceo.
    A qué se debe?
    Puede esto significar alguna lesión ocular?, o es común en algunos bebés?
    Gracias

Dejar un comentario

Call Now Button