El ojo de halcón es una potente y precisa tecnología que se usa en algunos deportes como el tenis para comprobar la trayectoria y la velocidad de la bola en algunos de sus lances.

Pese a que el ojo humano es una herramienta muy compleja, casi perfecta, es posible que no consiga vislumbrar de forma precisa algunas particularidades que se dan a velocidades muy elevadas. Por este motivo, en el tenis profesional se utiliza la tecnología más avanzada para decidir los lances del juego que el ojo humano no es capaz de percibir con la precisión necesaria. La tecnología ojo de halcón va mucho más allá de lo que podemos observar con nuestros propios ojos.

 

Ojo de halcón

Resultado de una imagen generada por el sistema ojo de halcón en la que se aprecia la precisión con la que muestra el punto exacto de bote de la pelota.

En el tenis, tradicionalmente, se han producido infinidad de discusiones y disputas entre jueces y jugadores a la hora de matizar si una pelota ha entrado o no en el terreno de juego. En el Open de Estados Unidos de 2004, donde se disputaba el oro entre Serena Williams y Jennifer Capriati, los errores del ojo humano de los jueces fueron más que visibles. La tenista Serena Williams, pasó gran parte del partido quejándose por la pérdida de algunos puntos que ella consideraba válidos. Posteriormente, con las imágenes televisadas, a cámara lenta, se pudo comprobar que muchos de esos puntos eran suyos.

Fue en 2001 cuando se comenzó a desarrollar esta potente tecnología. Pero hasta 2006 no se utilizó de forma oficial en ningún campeonato de tenis. El caso de Serena Williams aceleró la puesta a punto del ojo de halcón para poder ser usado sobre el terreno de juego. El Open de Estados Unidos de 2006 se convirtió en el primer campeonato oficial en utilizar esta potente herramienta, que es capaz de ver, en pocos segundos, lo que el ojo humano no puede observar a tiempo real.

 

¿Cómo funciona esta tecnología?

Básicamente, lo que se consigue con el ojo de halcón es comprobar la trayectoria de una pelota para ver si ha salido o no del terreno de juego. Para esto se ponen en funcionamiento 8 cámaras que trabajan a alta velocidad, ubicadas en los puntos más estratégicos de la cancha. El sistema establece un cálculo sobre la trayectoria y la velocidad de la bola, es decir, a qué velocidad se mueve y su bote sobre la pista. Todo esto lo hace rapidísimo, por lo que en unos pocos segundos, puede crear unas imágenes en 3D, repitiendo la jugada. Esto se proyecta en una pantalla que pueden ver jueces, jugadores y público.

 

Cámara ojo de halcón

Para que el sistema ojo de hacón funcione correctamente es necesario colocar varias cámaras como esta alrededor del terreno de juego.

Oficialmente solo existen 3 ojos de halcón que se trasladan de un torneo a otro para poder comprobar las jugadas más dudosas. El coste semanal de esta tecnología asciende a los 16.000 euros por cada uno de los equipos.

 

El reglamento del ojo de halcón

Las reglas de juego en el tenis son bastante precisas, a veces, hasta resultan complicadisimas para los más diáfanos en la materia. Por su parte, el ojo de halcón dispone de un reglamento propio que no puede saltarse, en ningún caso:

  • Cada jugador puede recurrir a esta herramienta hasta en dos ocasiones durante cada set. Si resulta que el tenista estaba en lo cierto, no se le descontará la reclamación, pero en el caso de que se haya equivocado, solamente le quedará una opción de rearbitraje.
  • Durante el tiebreak, los jugadores solamente tendrán disponible una opción para reclamar, sin importar las que hayan utilizado con anterioridad.
  • El ojo de halcón se puede utilizar en pistas de hierba y en terrenos duros. En tierra batida no se recurre a esta tecnología porque la bola deja una marca en el suelo. Lo que resulta más fiable que cualquier otro instrumento.
  • Además, todas las indicaciones de velocidad y las múltiples estadísticas que nos ofrecen, en tiempo real durante el partido de tenis, se extraen de la información que aporta el ojo de halcón durante el juego.
  • Este aparato se calibra antes de comenzar cada torneo y, por norma general, su margen de error es, tan solo, de 3,6 milímetros.

 

PIDE TU CITA Y TE DAREMOS RESPUESTA A TU PROBLEMA

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos)

Dejar un comentario

Call Now Button