¿Un remedio contra la ceguera causada por trastornos degenerativos de la retina? Parece que el milagro está cada vez más cerca, las retinas artificiales están aquí.

retina artificialUn equipo de investigadores italianos ha conseguido demostrar la efectividad de un nuevo material que ha permitido devolver parcialmente la vista a ratas con ceguera. Este mismo equipo logró hace dos años cultivar una red neuronal sobre un polímero bioorgánico sin alterar las funciones de la misma, hecho que fue la base de este proyecto. Ahora nos sorprenden testándolo en animales, donde se ha podido comprobar que el innovador material es capaz de convertir estímulos lumínicos en eléctricos, sin necesidad de estar conectado a ningún otro dispositivo, que es en esencia lo que hacen nuestros ojos. La luz entra en el ojo a través de la pupila atravesando las diversas estructuras intraoculares hasta llegar a la parte más posterior del ojo, la retina, donde gracias a la actuación de unos fotorreceptores especializados, los conos (encargados de la visión en color) y los bastones (encargados de la visión en la oscuridad), las ondas lumínicas son transformadas en impulsos eléctricos. Dichos impulsos, recorren las fibras que componen el nervio óptico para llevar la información al cerebro que es donde en último término se interpretará la imagen.

En este experimento revolucionario llevado a cabo en ratas de laboratorio, los investigadores han logrado conectar el implante de polímero con las células dañadas de la retina de las ratas y crear una corriente que sea compatible con las células nerviosas de la retina, para que esos impulsos generados por el implante puedan continuarse hasta los centros superiores donde dicha información ha de ser analizada. Cabe añadir a estas magníficas propiedades del implante, que no produce irritación ni exceso de corriente o calor, con lo que resulta idóneo para el uso en seres vivos.

No obstante, aun quedan algunas mejoras que realizar para que tal invento pueda ser aplicado a la práctica médica habitual. Hasta que llegue el momento, lo mejor que podemos hacer, es prevenir las numerosas patologías como la DMAE (degeneración macular asociada a la edad) o retinopatía diabética que pueden desembocar en ceguera, con una buena salud ocular y visitas periódicas al oftalmólogo.

Otra línea de investigación completamente distinta, aunque encaminada hacia el mismo propósito, ha logrado desarrollar el primer ojo biónico, el cual puede devolver parcialmente la visión a personas con retinosis pigmentaria (una de las causas congénitas de ceguera más frecuentes). De hecho, la prótesis, conocida como Argus II, ya ha sido implantada a varios pacientes, los cuales mejoraron su capacidad visual significativamente. A diferencia del implante retiniano que está siendo testado en ratas por el grupo de investigación italiano anteriormente citado, Argus II consta de un receptor inalámbrico implantado en el ojo, y de unas gafas especiales que cuentan con una cámara de vídeo y una unidad de procesamiento que envía señales al receptor intraocular. De este modo, el ojo biónico, sustituye la función de los fotorreceptores de la retina que van degradándose en aquellos pacientes con retinosis pigmentaria.

Esperemos que en un futuro no muy lejano, todos aquellos que lo necesiten puedan beneficiarse de estos increíbles avances tecnológicos, siendo éstos parte de la práctica médica diaria.

PIDE TU CITA Y TE DAREMOS RESPUESTA A TU PROBLEMA

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos)

Dejar un comentario

Call Now Button