El invierno es la temporada más propicia para practicar deportes de alta montaña. Cuidar la salud ocular en estas circunstancias es esencial para que la vista no sufra daños graves y así evitar posibles pérdidas de agudeza visual.

Además, proteger debidamente los ojos es imprescindible para prevenir posibles patologías oculares ocasionadas por la incidencia de la luz UV en los mismos.

 

Deporte de montaña

La radiación UV del sol en la montaña es notablemente superior y ésta puede causar daños en los ojos si no se protegen debidamente.

 

PIDE TU CITA Y TE DAREMOS RESPUESTA A TU PROBLEMA

Deportes como el alpinismo, el montañismo, el esquí o, incluso, algunos deportes náuticos pueden conllevar graves consecuencias para los ojos, si estos no están debidamente protegidos. Por ello, es imprescindible seguir todos los consejos oftalmológicos que permitan salvaguardar la salud ocular durante la práctica de deportes de montaña.

Las radiaciones ultravioleta (UV) pueden ocasionar graves problemas de visión cuando los ojos se ven expuestos a ellas de forma prolongada. Teniendo en cuenta que la nieve es capaz de reflejar el 80% de radiación ultravioleta, es fácil comprender la necesidad de proteger los ojos en estas circunstancias.

Además, esta radiación aumenta un 10% cada 1.000 metros de altitud que se suman a la aventura. Por ello, la exposición en las zonas de alta montaña es realmente elevada.

La nieve refleja hasta un 80% de la radiación UV por lo que no proteger correctamente nuestros ojos en estas circunstancias puede provocarnos daños oculares.

 

Lesiones oculares por radiación solar

La exposición a la radiación UV puede causar múltiples daños en los ojos. La lesión más frecuente es la fotoqueratitis y oftalmía que ocurre en la primera barrera que encuentra la luz en el ojo, la córnea. Pero si la exposición es constante, también puede dañar otras estructuras como el cristalino o la retina.

Fotoqueratitis u oftalmía

La más característica de las lesiones oculares en montaña es sin duda la ceguera de la nieve, que es el nombre popular de la fotoqueratitis u oftalmía. Se trata de una inflamación corneal, que ocurre cuando los ojos han estado sometidos durante horas a un exceso de radiación UVA y UVB sin protección.

El epitelio corneal absorbe estas radiaciones nocivas y sufre daños. Por norma general, esta patología afecta a ambos ojos y puede aparecer hasta 12 horas después de la exposición.

 

Fotoqueratitis u oftalmía

Daños en la córnea por exposición a luz UV vistos desde una lámpara de hendidura.

 

Son muchos los signos que muestran una posible fotoqueratitis. Los más comunes son:

  • dolor agudo en los ojos
  • sensación de arena o cuerpo extraño
  • fotofobia o hipersensibilidad a la luz
  • enrojecimiento ocular
  • lagrimeo constante
  • pérdida notoria de agudeza visual

En caso de que cualquiera de estos síntomas se noten tras la exposición a la radiación ultravioleta es importante consultar con el oftalmólogo para que pueda actuar rápidamente con el tratamiento adecuado.

 

Fotoconjuntivitis y pterigion

La conjuntiva del ojo también se puede ver afectada por la radiación UV sufriendo una inflamación en modo de conjuntivitis. A su vez, esto mismo tiene una estrecha relación con la aparición o desarrollo del tejido conjuntival hacia la córnea (pterigión).

 

Cataratas

El cristalino absorbe las radiaciones UV en longitudes de onda de entre 295 y 400nm. La exposición prolongada a este tipo de ondas se asocia a un envejecimiento prematuro del cristalino y al desarrollo de cataratas.

También te puede interesar: Cataratas

 

Degeneración Macular

En la retina pueden producirse importantes lesiones por radiaciones de origen térmico (infrarroja IR) y lesiones crónicas por radiaciones más energéticas como la ultravioleta UV y la  luz azul (entre 400 y 500nm) cuyos fotones actúan como radicales libres generando deterioros fotoquímicos, daños en las células de la retina y degeneración macular.

También te puede interesar: Degeneración Macular

 

Sequedad ocular

Por otra parte, las condiciones meteorológicas del invierno son propicias para generar algunos daños en los ojos. Por ejemplo, el viento, el frío y la sequedad de los ambientes con calefacción, pueden favorecer la sequedad ocular.

Para evitar este tipo de afecciones es importante mantener los ojos protegidos y utilizar suero fisiológico para limpiarlos debidamente. En el caso de que se note el ojo seco, las lágrimas artificiales son una buena solución.

 

«La práctica de deporte en la montaña requiere de una correcta protección ocular.»

 

Prevención ocular en alta montaña

Tanto en la práctica de deportes de montaña, como acuáticos es importante proteger los ojos debidamente, con el fin de prevenir la aparición de las posibles afecciones oculares ya mencionadas.

Además, es importante prestar especial atención a la salud de los ojos de los niños, ya que el filtro de protección natural no estará desarrollado completamente.

Las gafas solares de protección elevada son el elemento más importante para prevenir la aparición de problemas en los ojos durante el desempeño de actividades de montaña. En Europa se establecen cinco niveles de protección, que van del 0 al 4. En este caso sería imprescindible utilizar gafas con filtro UV 4 (máxima protección).

Las gafas hay que llevarlas tanto si el sol incide de forma potente como si el día está nublado. Además, apostar por las gafas de sol polarizadas es una buena opción. Estas lentes están preparadas para minimizar los reflejos de la luz.

 

Gafas de montaña

Para la práctica del deporte de montaña se recomienda utilizar gafas con protección UV4 y a ser posible, con filtro polarizador.

 

A la hora de comprar unas gafas para practicar deportes de montaña o náuticos es esencial tener en cuenta algunos aspectos. Deben estar marcadas con el símbolo CE, lo que garantiza que siguen los estándares establecidos por la Unión Europea.

Si cuentan con protección lateral se evitarán mucho mejor los riesgos de exposición UV y el material debe de ser duro y resistente a impactos.

Un buen óptico optometrista podrá informar y aconsejar qué gafas de sol son las más adecuadas para su uso en alta montaña.

 

PIDE TU CITA Y TE DAREMOS RESPUESTA A TU PROBLEMA

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos)

2 Comments

  • Andrea Guzman dice:

    Qué pasa si el derrame ocular sube y casi toca el iris del ojo? Por favor conteste a mi pregunta!!!!!!!!!!

  • Clínica Novo Visión dice:

    Muy interesante este artículo, de verdad… A veces no nos damos cuenta de lo peligroso que puede ser exponerse a ciertas situaciones sin los cuidados necesarios. La nieve puede hacernos mucho daño con su reflejo si no usamos la protección adecuada 🙂 Gracias por la info.

Dejar un comentario

Call Now Button