La topografía corneal es una técnica diagnóstica que permite analizar completamente la córnea. De esta forma es posible detectar alteraciones corneales, así como ajustar las lentes de contacto específicas. Además, se trata de una técnica esencial para las cirugías refractivas.

 

Topografía Corneal

La topografía más habitual es la que se lleva a cabo mediante la reflexión de anillos concéntricos de luz (anillos de Placido).

 

La córnea es una estructura transparente más externa del globo ocular. Su tamaño es muy similar al del iris pues se encuentra sobre él y al ser transparente, detectar alteraciones o irregularidades en ella es más complicado que en el resto de estructuras del ojo. Por ello, la topografía corneal se convierte en la técnica más importante a la hora de obtener información de la córnea.

Para realizar una topografía corneal, hoy en día es imprescindible el uso de un sistema computerizado, conocido como topógrafo. Y decimos hoy en día porque antes de la era digital se hacían de forma más rudimentaria pero con mucha menos información y precisión. A través de estos dispositivos, el oftalmólogo o el optometrista recibirá una importante información sobre el estado de la córnea del paciente.

De esta forma es posible diagnosticar de forma precoz patologías oculares como el queratocono o la deformación marginal pelúcida. Pero esta técnica no solo tiene un uso diagnóstico, ya que es eficaz para una mejor adaptación de las lentes de contacto y resulta primordial en la cirugía refractiva tanto láser como de lente intraocular.

PIDE TU CITA Y TE DAREMOS RESPUESTA A TU PROBLEMA

Usos y aplicaciones de la topografía corneal

  1. Diagnóstico de patologías corneales

A través de la topografía corneal es posible diagnosticar, de forma eficaz y rápida, algunas de las alteraciones más comunes de la córnea. Los astigmatismos irregulares, así como el queratocono forman parte de etas patologías. Además, permite al profesional contar con un seguimiento específico de este tipo de alteraciones.

Por otra parte, la topografía corneal es esencial en los trasplantes de córnea o queratoplastias. Esta técnica se utiliza de forma previa y posterior a la intervención quirúrgica. Después servirá para realizar seguimientos en los pacientes.

  1. Cirugías refractivas

Antes de someter a un paciente a cualquier cirugía refractiva es necesario realizar un estudio exhaustivo. Una de las pruebas más importantes de este estudio preoperatorio es, sin duda, la topografía corneal porque aporta una información valiosísima para determinar la conveniencia o no del tratamiento e incluso el tipo de cirugía más adecuada en cada caso. Tras la operación, el cirujano vuelve a recurrir al topógrafo para examinar la córnea.

  1. Adaptación de lentes de contacto

Son muchos los motivos por los que las lentes de contacto deben de adaptarse debidamente a la superficie del ojo. Para ello, conocer al detalle la superficie de la córnea supone un valor importantísimo. Gracias a esta técnica oftalmológica, el profesional cuenta con muchísima información que permitirá que la lente se adapte debidamente al ojo del paciente.

«Topografía corneal: un mapa detallado de la superficie del ojo.»

 

¿Cómo funciona?

Para realizar la prueba, es imprescindible el uso de un topógrafo de córnea. Este instrumento está conectado a un sistema informático de máxima precisión. La realización del examen es totalmente indolora para el paciente, además de muy rápida. Simplemente debe de sentarse frente al equipo, que proyectará una serie de anillos concéntricos de color sobre la córnea y medirá la forma en que éstos se reflejan sobre ella. Los sistemas más avanzados están preparados para detectar cualquier tipo de irregularidad corneal en el ojo del paciente mostrando datos tales como:

  • Topografía de la cara anterior de la cornea: útil para la detección de astigmatismos irregulares o ectasias corneales tales como el queratocono o la degeneración marginal pelúcida.
  • Paquimetría coreal: mide el espesor de la córnea en distintos puntos de la misma. Estos valores ayudan a determinar el tratamiento más adecuado para una cirugía refractiva.
  • Topografía corneal de cara posterior de la córnea: útil para detectar moldeamientos corneales (warpage) debidos al uso de lentes de contacto y como análisis previo en cirugía refractiva con lente intraocular pues algunas lentes se implantan en el espacio que hay entre el iris y la cara anterior de la córnea.

 

Topógrafo orbscan

El sistema genera un mapa topográfico tanto de la cara anterior de la córnea como de la posterior y también mide espesores corneales en diferentes puntos.

 

Tipos de topógrafo para córnea

Los topógrafos corneales se pueden clasificar de dos maneras diferentes:

  1. De elevación o de reflexión especular

– Topógrafos de reflexión especular: suelen encontrarse de forma habitual en ópticas. Son los que usa el optometrista para poder adaptar las lentes de contacto a la córnea de cada paciente. Además, aportan información muy valiosa sobre las alteraciones corneales más habituales.

– Elevación: estos topógrafos corneales son mucho más precisos que los anteriores. Son los que se suelen encontrar en las clínicas oftalmológicas que realizan operaciones de cirugía refractiva. Además de la información habitual de estos dispositivos, también ofrecen datos sobre el espesor de la córnea.

  1. De cono ancho o estrecho

Los topógrafos de cono ancho son capaces de estudiar una zona más limitada de la superficie ocular pero su majeo es mucho más sencillo. Por su parte aquellos topógrafos de cono estrecho aportan información de una zona más amplia, pero manejarlos requiere una mayor precisión.

 

topografia

Así es el aspecto de un mapa topográfico de la córnea y de la reflexión de los anillos de Placido que detecta el topógrafo.

 

PIDE TU CITA Y TE DAREMOS RESPUESTA A TU PROBLEMA

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos)

3 Comments

Dejar un comentario

Call Now Button