Enfermedades de los ojos

Tratamiento y cirugía para el ojo vago

By octubre 7, 2014 mayo 8th, 2020 6 Comments

¿Qué es el ojo vago?

La ambliopía u ojo vago es una afectación relativamente frecuente en los niños que puede llegar a generar multitud de dudas entre los padres al no tratarse de una enfermedad per sé, sino de una consecuencia de otra patología. Es por ello, que su tratamiento puede llegar a ser muy variable, y para poder explicarlo vamos a detallar el concepto de “ojo vago”, así como las diversas causas que pueden derivar en ello.

 

Cirugía Ojo Vago

La cirugía del ojo vago se aplica para corregir el defecto que, a su vez, lo está ocasionando.

 

La ambliopía es la falta de desarrollo visual no justificada directamente por una lesión orgánica, siendo pues secundaria a diversas condiciones que evitan el desarrollo de la visión binocular (con ambos ojos) durante el periodo natural de maduración ocular, que aproximadamente abarca desde el nacimiento hasta los 7-8 años de edad. Es importante recordar que para un correcto desarrollo visual el sistema ocular ha de ser estimulado, y en caso contrario no se desarrollará, siendo muy dificil de solucionar este déficit en la edad adulta.

 

Afecciones que pueden generar ambliopía (ojo vago)

  • Anisometropía o defectos de refracción asimétricos

    En caso de que un niño presente diferencias significativas en su graduación (3 dioptrías), el cerebro percibe dos imágenes muy distintas de ambos ojos (una de mejor calidad y otra de mucha peor calidad) con lo que no fusiona ambas imágenes como haría en un sujeto normal, sino que anula la imagen de peor calidad. A lo largo del tiempo esto resulta en que uno de los dos ojos queda en  desuso y por tanto no madura correctamente. La solución en este caso se basa en prescribir al niño la graduación correcta para, generalmente con lentillas, eliminando así su defecto de refracción y que el cerebro perciba ambas imágenes de la misma calidad. Con el tiempo, el uso de gafas puede replantearse y valorar una cirugía con láser para la eliminación definitiva del defecto refractivo. En este caso lo que se realiza es una modificación de la curvatura de la córnea, y con ello del grado de desviación que produce de los rayos lumínicos que inciden sobre ella. Entre los procedimientos láser disponibles se encuentran el LASIK (Laser Assisted in situ Keratomileusis), PRK (Photorefractive Keratectomy) y ReLEx SMILE (Small Incision Lenticule Extraction). En caso de no ser apto el paciente para una intervención con láser, se puede corregir el defecto refractivo mediante la implantación de una lente intraocular, variable según el problema de base del individuo.

  • Estrabismo

    El estrabismo se define como la ausencia de paralelismo de los ejes visuales, lo cual en niños determina la aparición de ojo vago y en adultos la aparición de diplopía (visión doble), al estar ya ambos ojos desarrollados. Por ello resulta de vital importancia evaluarlo detenidamente por un especialista en estrabiología y solucionarlo, generalmente mediante cirugía, en el momento en que sea detectado. Esta cirugía tiene como finalidad intervenir los músculos oculomotores afectos, adelantando o retrasando sus inserciones con el fin de otorgarles más o menos potencia sobre el movimiento ocular. Los músculos intervenidos y la técnica realizada en cada uno de ellos dependerá de la afectación particular del paciente y ha de ser estudiado meticulosamente.

  • Deprivación

    Como se ha comentado, la ausencia de exposición lumínica de la retina (donde se encuentran los fotorreceptores) conlleva una falta de desarrollo del sistema visual del niño, por lo que cualquier patología que impida un correcto paso de la luz a través de las diferentes estructuras oculares hasta la retina, será candidata a causar ojo vago. Algunos ejemplos son las cataratas congénitas (opacificación del cristalino desde el nacimiento) o la ptosis (caída palpebral). Ambos casos son solucionables mediante cirugía. En el caso de la catarata, la intervención consiste en la sustitución del cristalino (la lente en el interior del ojo que se encuentra esclerosada y opacificada en esta patología) por una lente intraocular mediante una mínima incisión empleando generalmente anestesia local. En el caso de la ptosis, la cirugía se realiza a través de procedimientos muy poco invasivos los cuales no dejan signos visibles tras la operación.

ojo vago o ambliopía

Prevención y tratamiento del ojo vago

Por tanto, como tratamiento del ojo vago o ambliopía, lo fundamental siempre es realizar una buena prevención pues a partir de los 8 años aproximadamente es muy difícil de revertir. Ante todo es conveniente realizar revisiones oftalmológicas anuales por un especialista, y en caso de detectar cualquier trastorno que pudiese inducir ambliopía, tratarlo lo antes posible. En caso de que la ambliopía ya esté instaurada, el método de tratamiento más empleado es la oclusión intermitente o constante (dependiendo del caso) mediante parches o gafas especiales en el ojo director para favorecer así el desarrollo del ojo que padece la afección.

amblyz

Tratamiento quirúrgico

No existe como tal una cirugía para el ojo vago. Los tratamientos quirúrgicos son para corregir el problema que a su vez ocasiona la ambliopía. Por ejemplo, existe una cirugía para corregir el estrabismo que como hemos visto anteriormente, es uno de los problemas oculares que pueden ocasionar el ojo vago en el niño.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (19 votos)

6 Comments

Dejar un comentario

Call Now Button