El chocolate fue considerado durante mucho tiempo un bien muy preciado, casi como un placer de dioses en muchas civilizaciones llegando a emplearse incluso como moneda de cambio. Aunque ahora es más accesible para todos, el gusto por el chocolate no se ha perdido durante todo este tiempo, y es que sus beneficios son innumerables. Eso sí, cabe destacar que dichos beneficios sólo son significativos con el chocolate puro (por ser el que más cacao contiene y menos grasas y azúcares añadidos) y cuando su ingesta es moderada.

Efectos del chocolate en el organismo

chocolateEntre las acciones que el cacao lleva a cabo en nuestro organismo, las más destacadas probablemente sean su acción energética y estimulante sobre el sistema nervioso central. De hecho, el chocolate es conocido por su efecto antidepresivo debido a su relativamente alto contenido en ciertas sustancias como la feniletilamina, triptófano y anandamida, neurotransmisores responsables de la modulación del humor a nivel central.

Otra cualidad menos conocida del chocolate es su efecto positivo sobre los sistemas cardiovascular y ocular, pues hay que tener en cuenta que el ojo es un órgano muy vascularizado y que por tanto, una buena salud vascular se traduce en una buena salud visual. Esta acción se debe fundamentalmente a que el chocolate es rico en flavanoles (un tipo de flavonoides), conocidos entre otras, por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Estas excelentes cualidades se reflejan en numerosos estudios epidemiológicos donde, aquellos con un consumo alto de estas sustancias presentan menor riesgo de enfermedad cardiovascular, incluyendo una menor presión arterial y un mejor funcionamiento cardiaco, lo cual se traduce en una menor formación de trombos, menor riesgo de infarto… Si se extrapola esto al ojo, se observa que prácticamente todas las patologías oculares se benefician también de la ingesta de chocolate puro, pues una buena irrigación ocular garantiza que, entre otras cosas, la retina permanezca intacta durante más tiempo y que por tanto el paciente goce de una buena agudeza visual.

Estudios sobre los efectos del chocolate

Uno de los múltiples estudios que avalan esto, fue llevado a cabo por el Dr. Hollenberg, quien observó que los miembros de la tribu de los Kuna (residentes del archipiélago de San Blas en la costa de Panamá), tenían una presión arterial muy baja y prácticamente un riesgo nulo de sufrir infartos a pesar de llevar una dieta rica en sal. Tras descartar factores genéticos y otros ambientales, concluyó que estos hallazgos se debían a su alto consumo de cacao.

Por tanto, basándonos en las evidencias presentes hasta el momento, podemos decir que el chocolate, lejos de ser visto como nuestro enemigo, debería ser un alimento presente en la dieta, siempre y cuando se consuma en cantidades moderadas y puro (es decir, lo menos procesado posible).

 

PIDE TU CITA Y TE DAREMOS RESPUESTA A TU PROBLEMA

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos)

Un comentario

Dejar un comentario

Call Now Button