HIPERTENSIÓN
OCULAR

oftalmología avanzada Valencia

¿Qué es la hipertensión ocular?

La hipertensión ocular o aumento de la presión intraocular es un proceso que no necesariamente tiene que ser sinónimo de glaucoma, que se describe como aquella patología en la que hay un daño en el nervio óptico siendo la hipertensión ocular su principal factor de riesgo.

Niveles de tensión ocular

La tensión ocular varía entre individuos no existiendo unas cifras exactas de normalidad. En algunos pacientes las cifras de tensión ocular se encuentran en el límite alto de lo que consideramos razonable para la población general, sin embargo esta “tensión límite” no ocasiona daños objetivos a nivel funcional ni estructural sobre la visión y el nervio óptico.

DETECCIÓN/
ESTUDIO

Es en estos pacientes en los que apreciamos una discreta hipertensión ocular sin alteración en el resto de la exploración clínica o pruebas complementarias, en los que se precisa de un minucioso estudio continuado mediante la realización entre otros, de tomografía óptica computerizada (OCT) que nos permite evaluar las diferentes capas de la retina y nervio óptico, y del campo visual que nos permite valorar la repercusión clínica o funcional que las alteraciones estructurales visibles en la OCT tienen sobre la visión del paciente.

TRATAMIENTOS
HIPERTENSIÓN OCULAR

Dependiendo de cada caso de forma individualizada, se puede optar por introducir medicación antiglaucomatosa (gotas) o simplemente observación continuada ya que no todos los casos de hipertensión ocular derivarán en glaucoma y aquellos que sí lo hagan deben ser detectados lo más precozmente posible antes incluso de que den síntomas. Para ello, es necesario contar con equipos de última generación que nos permitan detectar mínimos cambios en las fibras nerviosas para actuar de forma temprana y que estas alteraciones no tengan repercusión sobre la visión del paciente.

PIONEROS EN
CIRUGÍA OCULAR

En CLÍNICA RAHHAL contamos con un equipo tecnológico de última generación que combinado con nuestro trabajo en equipo aseguran los mejores resultados.

conócenos

«Desde hace muchos años voy a Rahhal con toda mi familia por la calidad del servicio y la sensación de familia de todo el equipo.»

Álvaro Lluch. 

«El Dr Rahhal además de su profesionalidad se nota que disfruta y es feliz realizando su trabajo. Fui a una primera visita con él y ya nunca más he querido ir a otra clínica. Me siento encantada.»

Marisa. 

«Soy paciente desde hace tiempo y estoy encantada con ellos. El personal es atento y muy profesional, ademas de contar con unas instalaciones excelentes.»

Esther Herranz. 

FINANCIAMOS TU TRATAMIENTO

PARA HACERTE LA VIDA MÁS CÓMODA

En CLÍNICA RAHHAL no queremos que te cueste ver y nos preocupamos por que nuestros tratamientos de cirugía de cataratas sean accesibles para nuestros pacientes.

Pide tu cita

PREGUNTAS
FRECUENTES

Selecciona una de las siguientes preguntas frecuentes de nuestros pacientes para mostrar la respuesta. Si no encuentras la respuesta a tu consulta puedes ponerte en contacto con nosotros a través del formulario inferior.

¿La tensión ocular es lo mismo que la tensión arterial?

No. Ambas cosas hacen referencia a conceptos diferentes. La tensión arterial depende de nuestro sistema cardiovascular, mientras que la tensión ocular dependerá de la capacidad que tenga nuestro ojo para “filtrar” el contenido líquido de su interior.

¿La tensión ocular alta duele?

El dolor producido por valores elevados va a depender de si dichos valores están elevados de forma crónica, en cuyo caso el ojo se “acostumbra” a dicha tensión y no suele producir dolor, o si se elevan de forma aguda, es decir, de repente. En estos casos, si la elevación es significativa sí que asociará dolor.

Sin embargo, en la mayoría de los casos la tensión se encuentra elevada de forma crónica y dicho aumento no es muy macado, con lo que el paciente se mantiene asintomático siendo la hipertensión ocular detectada de forma casual durante la exploración oftalmológica.

¿La tensión tomada con aire es lo mismo que la tomada en consulta por contacto?

Aunque ambas son modalidades aceptadas para medir la tensión ocular, la tensión por aire es mucho más inexacta siendo por tanto una aproximación del valor real.

¿Tener la tensión alta es siempre algo negativo?

Una tensión ocular adecuada se considera generalmente por debajo de unos 21 mmHg. Sin embargo, muchos pacientes con tensiones levemente más altas no desarrollan jamás patología, y pacientes con tensiones incluso más bajas sí que la desarrollan.

Como resumen, aunque la tensión máxima ronda los 21 mmHg, cada individuo tiene unos valores de tensión más o menos óptimos, no teniendo que ser normal ni patológico un mismo valor entre diferentes pacientes.

¿Hay que tratar siempre la hipertensión ocular?

No en todos los casos. Lo que debe hacerse es monitorizar estos casos de forma estrecha y determinar si dicha tensión está o no causando patología oftalmológica.

¿Tener hipertensión ocular es sinónimo de glaucoma?

No necesariamente. Una tensión levemente por encima del límite medio no conlleva patología en todos los pacientes. Por otra parte, tensiones que son consideradas “normales” para la mayoría de individuos, son suficientes en ciertas personas para fomentar el desarrollo o avance del glaucoma.

La tensión ocular es un factor de riesgo de glaucoma y el estudio minucioso por parte del oftalmólogo es el que debe determinar esto para poder en cada caso tomar la actitud terapéutica más adecuada en caso de ser necesaria.

¿Influyen en algo mis antecedentes familiares?

Por supuesto. La carga genética tiene un peso muy importante y es por ello que aquellos pacientes con familiares afectos de glaucoma, deben seguir un estrecho control oftalmológico.

Primera consulta

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para darte cita con uno de nuestros oftalmólogos. Te enviaremos un email de confirmación de recepción junto con los datos de la cita solicitada, y en las próximas horas hábiles daremos respuesta personal a tu solicitud, por teléfono, para confirmar la cita solicitada.