LASIK

Cirugía Refractiva en Valencia

¿Qué es el LASIK?

LASIK es el acrónimo de Laser-Assisted in Situ Keratomileusis. Se trata de una técnica que mediante la aplicación de láser Excimer remodela la córnea desde el interior del estroma para así corregir el defecto refractivo (tanto miopía, hipermetropía y astigmatismo).

La operación se realiza de forma ambulatoria y con el paciente despierto y se utilizan gotas anestésicas para el ojo durante la operación.


Estudio Preoperatorio

Es importante que el paciente abandone el uso de lentes de contacto durante un periodo de entre 3 y 21 días previos a la operación (dependiendo del tipo de lente y la frecuencia de su uso) debido al efecto conocido como "corneal warpage" que puede dificultar el estudio oftalmológico llevado a cabo.

Con frecuencia, se prescribe un antibiótico para minimizar los riesgos de infección tras el procedimiento. Así mismo, se suele administrar un sedante unos 30 minutos antes de la operación.


Tratamiento, ¿cómo es la operación con LASIK?

La técnica LASIK consta de 3 partes básicas:

Paso 1 - LASIKPaso 2 - LASIKPaso 3 - LASIK

Paso 1: Creación del flap corneal

El paso inicial de esta técnica es la creación del flap de tejido corneal que tras el remodelado de la córnea será devuelto a su posición original. Para ello, se coloca sobre los párpados un instrumento llamado blefarostato que los mantendrá separados y evitará parpadeos involuntarios.

Un anillo de succión de diámetro ajustado y centrado en la pupila se aplica sobre el ojo para mantenerlo inmóvil. En este momento el paciente sentirá una presión sobre el ojo.

A partir de aquí, el flap puede crearse de dos formas distintas:

  • Mediante un instrumento quirúrgico de alta precisión llamado microqueratomo, se retira parte de la córnea dejando al descubierto su sección intermedia, llamada estroma, sobre la que se incidirá con el láser.
  • Mediante láser de femtosegundo (femtoLASIK) que genera pulsos muy cortos de luz infrarroja que inciden a una profundidad de la córnea previamente programada generando burbujas microscópicas de aire que separan el tejido corneal.

El tejido corneal retirado se conoce como flap y permanece unido al ojo por un extremo por medio de una bisagra del mismo tejido corneal que facilitará su posterior recolocación.

Una vez retirado el flap, la visión del paciente se vuelve muy borrosa, tan sólo será capaz de ver luces blancas alrededor de la luz roja del láser.

Paso 2: Fotoablación láser

El segundo paso de la técnica LASIK utiliza el láser Excimer para moldear el estroma corneal expuesto en el paso anterior.

Una serie de pulsos láser vaporizan tejido corneal de forma muy controlada y precisa sin dañar las zonas adyacentes. La cantidad de tejido vaporizado es de a penas unas decenas de micras de espesor (dependiendo de las dioptrías a corregir, aprox 17 micras por dioptría).

Este proceso dura unos 10 segundos y durante este tiempo, un mecanismo de seguridad llamado "eye tracking" hace un seguimiento de los movimientos del ojo 4000 veces por segundo redirigiendo los pulsos del láser a las zonas que deben ser tratadas.

Paso 3: Recolocación del flap

Tras la actuación del láser sobre el estroma corneal, el flap que previamente se había retirado es devuelto a su posición original verificando la ausencia de burbujas y su correcta fijación. El flap permanece adherido a la córnea de forma natural (sin necesidad de sutura) hasta su completa recuperación.


Posoperatorio

Tras la operación, con frecuencia se prescribe unas gotas antibióticas y antiinflamatorias así como el uso de lágrima artificial para mantener la hidratación del ojo que se verá reducida durante un par de semanas.


Preguntas Frecuentes de Cirugía Refractiva


Riesgos y Complicaciones

El procedimiento LASIK se ha demostrado seguro y efectivo y ha sido perfeccionado a lo largo de todos sus años de historia. Es por todo ello que tan sólo una cantidad muy reducida de pacientes experimenta problemas de visión tras la operación.

Estas son las principales complicaciones posoperatorias que puede presentar el procedimiento LASIK. La mayoría de ellas se corrigen con medicación y en un breve espacio de tiempo, otras, se evitan con el uso de la nueva tecnología Wavefront Laser o se corrigen con una reintervención.

  • Ojo seco
  • Visión borrosa
  • Halos o destellos alrededor de las luces
  • Hipercorrección o hipocorrección
  • Regresión
  • Infección
  • Inflamación de la entrecara (queratitis difusa lamelar)


  Tratamiento aplicable a:

  Otros Tratamientos Láser


¿Te ha resultado útil esta información?

4.9 out of 5 (based on 6 ratings)

Pide tu CITA
desde aquí

Es rápido y sencillo
  Acepto las condiciones.

SUBIR