LENTE
INTRAOCULAR FÁQUICA

tecnología ocular avanzada

Lente intraocular fáquica (LIO)

Una lente fáquica es una lente intraocular que se añade al sistema óptico sin sustituir a ninguna estructura y manteniendo el cristalino. El cristalino es una parte del ojo con forma de lente que está situado entre el iris y el humor vítreo. Su principal función es la de enfocar los objetos que se encuentran a una cierta distancia aumentando o disminuyendo su curvatura.

El uso de lentes intraoculares en pacientes jóvenes, es una alternativa a la cirugía con láser en aquellos casos en los que no es posible realizar este tratamiento por tener dioptrías demasiado elevadas, patología corneal u ojo seco entre otras.

Reversible

No se alteran las estructuras del ojo, por lo que es una técnica totalmente reversible.

No ojo seco

No se altera la superficie corneal, con lo que no producen síntomas de ojo seco.

Material biocompatible

Están fabricadas de material biocompatible, de forma que son bien toleradas por el ojo.

Totalmente individualizadas

Ajustadas a la graduación específica de cada paciente, pudiendo corregir miopía, hipermetropía y astigmatismo

¿Quién puede operarse?

Los pacientes candidatos a cirugía con lente intraocular son todos aquellos que, tras una correcta exploración oftalmológica que garantice la seguridad del proceso, quieran deshacerse de sus gafas o lentillas y por diversos motivos no sean candidatos a la cirugía láser. 

Pacientes mayores de edad (más de 18 años).

Que padezcan un problema refractivo estable.

Que cumplan con los criterios oftalmológicos.

OPERACIÓN
LENTES IO

Mediante unas incisiones mínimas, que en la mayoría de casos no requerirán ni siquiera el uso de puntos, se introduce la lente intraocular dentro del ojo. En la mayoría de los casos, si las características del paciente lo permiten, se emplean unas lentes denominadas ICL, que se colocan por detrás del iris, sin necesidad de fijación alguna. En casos con graduaciones muy elevadas, es necesario emplear lentes intraoculares que irán fijadas a la cara anterior del iris.

En cualquier caso, no se retira tejido ni se modifica la estructura ocular, solo se añade una lente a la ecuación.

La cirugía es ambulatoria y se realiza con anestesia local.

TIPOS DE
LENTES

  • Lentes epicristalinianas (habitualmente de tipo lentes ICL® ). Son las más comunes en la actualidad y se colocan en la cámara posterior del ojo, por detrás del iris y por delante del cristalino.
  • Lentes de fijación iridiana. En este caso, la cirugía refractiva intraocular sirve para colocar la lente en la cámara anterior por delante del iris.
POSTOPERATORIO
LENTE INTRAOCULAR
Es importante que, tras la intervención, y además de seguir las indicaciones específicas y particulares de su oftalmólogo, el paciente siga las siguientes instrucciones:

  • Puede hacer vida normal tras la operación, evitando golpes o impactos en los ojos.
  • No se frote los ojos.
  • Debe seguir las medidas higiénicas básicas antes de ponerse cualquier colirio en el ojo.
  • Mantenga limpia y seca la zona ocular, siempre sin frotar los ojos.

En qué casos se recomiendan

La intervención para la colocación de una lente intraocular sin sustituir a la lente natural (lentes fáquicas, habitualmente tipo ICL®) se ha convertido en una opción consolidada para la corrección de defectos refractivos (miopía, hipermetropía y/o astigmatismo) en aquellos pacientes que todavía no padecen presbicia (vista cansada) y que, por las características de su ojo, bien por tener una alta graduación, o bien porque su córnea no admite la corrección láser, no pueden ser intervenidos con esta técnica.

CONSIDERACIONES
LENTE INTRAOCULAR

El correcto examen preoperatorio resulta de gran importancia en estos casos ya que para poder implantar estas lentes con la máxima seguridad hay que cerciorarse de que las condiciones del ojo de cada paciente sean óptimas.

Por ello, contamos con la más avanzada tecnología para poder medir las diferentes estructuras del ojo del paciente y así predecir la posición de la lente, así como la celularidad endotelial, esto es, el número y disposición  de las células de la capa más interna de la córnea (endotelio), lo cual resulta fundamental para una implantación segura de la lente.

RECAMBIOS
LENTES

Como hemos mencionado, las lentes intraoculares están hechas de un material biocompatible, con lo cual pueden permanecer en el ojo siempre que se realice un control adecuado.

Sin embargo, habrán de retirarse cuando el paciente alcance la edad de intervenirse las cataratas, ya que estas lentes serán reemplazadas por otras colocadas en el saco capsular al eliminar el cristalino opacificado y envejecido.

En caso de un aumento de las dioptrías con los años, es posible el retoque con láser sobre la lente ya que en caso de variaciones en la graduación, el número de dioptrías a corregir será menor y una intervención láser en dicho caso puede resultar conveniente.

PIONEROS EN
CIRUGÍA OCULAR

En CLÍNICA RAHHAL contamos con un equipo tecnológico de última generación que combinado con nuestro trabajo en equipo aseguran los mejores resultados.

conócenos

«Hace un mes operaron a mi hermano de la vista, y le pusieron las lentillas intraoculares ya que tenia muchas dioptrias en cada ojo. Y todo ha salido perfecto, desde el primer momento le han atendido perfectamente, la operación un éxito y la recuperación muy bien.»

Carmen González.

«Desde hace muchos años voy a Rahhal con toda mi familia por la calidad del servicio y la sensación de familia de todo el equipo.»

Álvaro Lluch. 

«Soy paciente desde hace tiempo y estoy encantada con ellos. El personal es atento y muy profesional, ademas de contar con unas instalaciones excelentes.»

Esther Herranz. 

FINANCIACIÓN
Y PRECIO

En CLÍNICA RAHHAL no queremos que te cueste ver y nos preocupamos por que nuestros tratamientos sean accesibles para nuestros pacientes.

PIDE TU CITA

PREGUNTAS
FRECUENTES

Selecciona una de las siguientes preguntas frecuentes de nuestros pacientes para mostrar la respuesta. Si no encuentras la respuesta a tu consulta puedes ponerte en contacto con nosotros a través del formulario inferior.

¿Cuándo puedo operarme de miopía/hipermetropía?

Para poder tratar los defectos de refracción del ojo (miopía, hipermetropía y astigmatismo) es necesario que la graduación esté estabilizada y esto suele ocurrir alrededor de los 20 años.

¿Puedo operarme si tengo astigmatismo además de miopía/hipermetropía?

Sí, cualquiera de las técnicas actuales, tanto láser como con lente, permiten corregir ambos defectos de forma simultánea.

¿Qué ocurre si muevo el ojo durante la operación con láser?

Es importante mantener el ojo tan estable como sea posible, con este fin, el paciente permanece reclinado sobre una camilla y fija la vista en una luz roja situada en el dispositivo láser Excimer.

Un dispositivo de seguridad llamado «eye-tracker» compensa los pequeños movimientos involuntarios del ojo, haciendo un seguimiento de la posición del mismo a intervalos de pocos milisegundos y ajustando la dirección de los pulsos láser en funcion de estos datos. En caso de movimientos bruscos del ojo, el sistema de seguridad detiene por completo el tratamiento.

¿Cuánto dura una operación con láser?

Es una operación rápida. El paciente pasa entre 15-20 minutos de media en quirófano. Pocos de esos segundos son para la aplicación del láser Excimer, el resto del tiempo es para la preparación del paciente y el ojo.

¿Es dolorosa la operación con láser?

Los procedimientos de cirugía refractiva se realizan bajo anestesia local tópica (gotas) por lo que no sentirá dolor alguno durante la intervención.

¿Cómo es el postoperatorio?

Los procedimientos láser como LASIK y PRK tienen un postoperatorio muy sencillo. Apenas unos colirios y unas lágrimas artificiales.

Tras la operación, es recomendable reposar al menos 24 horas. La gran mayoría de actividades laborales pueden reanudarse pasadas 48h y para las deportivas se debe esperar al menos una semana.

Tengo una graduación muy alta, ¿me puedo operar?

Dependiendo de las características de la córnea de cada paciente se podrá llevar a cabo o no la cirugía con láser, ya que al «limar» esta estructura con dicha técnica, es necesario estimar su grosor y forma postoperatorias y en caso de no cumplir unos determinados criterios de seguridad, habría que optar por cirugía intraocular, en la cual no se modifican ni alteran las estructuras oculares.

Primera consulta

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para darte cita con uno de nuestros oftalmólogos. Te enviaremos un email de confirmación de recepción junto con los datos de la cita solicitada, y en las próximas horas hábiles daremos respuesta personal a tu solicitud, por teléfono, para confirmar la cita solicitada.