Oftalmología Pediátrica

Prevención y Cuidado Infantil

Los primeros años de vida son fundamentales en el desarrollo de la visión pues está en constante desarrollo durante este período. Cualquier deficiencia o anomalía no diagnosticada durante estos años, puede dejar defectos en la visión que luego pueden ser permanentes. En este sentido, la oftalmología infantil juega un importante papel preventivo.

La primera revisión pediátrica a nivel oftalmológico debe realizarse a los tres años de edad y, en circunstancias normales, debe repetirse de manera anual.

Oftalmología Pediátrica

Casos excepcionales

Existe una serie de circunstancias en que se debe acudir a consulta de oftalmología pediátrica de forma excepcional antes de los tres años.

  • Durante el primer mes de vida, si el pediatra ve algo anormal, como puede ser el caso de malformaciones o enfermedades oculares, como el glaucoma o la catarata congénita.
  • A los siete meses, en caso de ser prediagnosticado por el pediatra de estrabismo, o si los padres notan que el niño desvía uno o ambos ojos.
  • Cuando el niño presente alguno de los siguientes síntomas:
    • Acercarse excesivamente a la televisión o al papel.
    • Dolores de cabeza frecuentes o después de realizar un esfuerzo con la vista.
    • Ojos rojos muy a menudo.
    • Pupilas de color diferente al habitual.
    • Lagrimeo constante o frecuente y secreción (obstrucción lagrimal), que no remite tras los primeros meses de vida.
    • Entornar los ojos para mirar a lo lejos.

  Problemas oculares más frecuentes en la infancia

Pide tu CITA
desde aquí

Es rápido y sencillo
  Acepto las condiciones.

SUBIR