PREGUNTAS
FRECUENTES

cirugía refractiva avanzada Valencia

Pedir cita

CIRUGÍA
REFRACTIVA

¿Cuándo puedo operarme de miopía/hipermetropía?

Para poder tratar los defectos de refracción del ojo (miopíahipermetropía y astigmatismo) es necesario que la graduación esté estabilizada y esto suele ocurrir alrededor de los 20 años.

¿Puedo operarme si tengo astigmatismo además de miopía/hipermetropía?

Sí, cualquiera de las técnicas actuales, tanto láser como con lente, permiten corregir ambos defectos de forma simultánea.

¿Qué ocurre si muevo el ojo durante la operación con láser?

Es importante mantener el ojo tan estable como sea posible, con este fin, el paciente permanece reclinado sobre una camilla y fija la vista en una luz roja situada en el dispositivo láser Excimer.

Un dispositivo de seguridad llamado «eye-tracker» compensa los pequeños movimientos involuntarios del ojo, haciendo un seguimiento de la posición del mismo a intervalos de pocos milisegundos y ajustando la dirección de los pulsos láser en funcion de estos datos. En caso de movimientos bruscos del ojo, el sistema de seguridad detiene por completo el tratamiento.

¿Cuánto dura una operación con láser?

Es una operación rápida. El paciente pasa entre 15-20 minutos de media en quirófano. Pocos de esos segundos son para la aplicación del láser Excimer, el resto del tiempo es para la preparación del paciente y el ojo.

¿Es dolorosa la operación con láser?

Los procedimientos de cirugía refractiva se realizan bajo anestesia local tópica (gotas) por lo que no sentirá dolor alguno durante la intervención.

¿Cómo es el postoperatorio?

Los procedimientos láser como LASIK y PRK tienen un postoperatorio muy sencillo. Apenas unos colirios y unas lágrimas artificiales.

Tras la operación, es recomendable reposar al menos 24 horas. La gran mayoría de actividades laborales pueden reanudarse pasadas 48h y para las deportivas se debe esperar al menos una semana.

Tengo una graduación muy alta, ¿me puedo operar?

Dependiendo de las características de la córnea de cada paciente se podrá llevar a cabo o no la cirugía con láser, ya que al «limar» esta estructura con dicha técnica, es necesario estimar su grosor y forma postoperatorias y en caso de no cumplir unos determinados criterios de seguridad, habría que optar por cirugía intraocular, en la cual no se modifican ni alteran las estructuras oculares.

PRESBICIA

¿Tendré que operarme de cataratas?

No. La cirugía de presbicia con lente intraocular sustituye el cristalino que está comenzado a opacificarse, con lo cual podría considerarse una cirugía de cataratas en fases iniciales con el objetivo de eliminar la necesidad de corrección óptica (ya sean gafas o lentes de contacto).

¿Es definitiva?

Efectivamente. La lente intraocular implantada ya es permanente. En caso de quedar una pequeña graduación residual podrá ser corregida con láser. Únicamente en situaciones excepcionales es necesario explantar la lente. 

¿Puedo operarme si ya estoy operado de miopía/hipermetropía/astigmatismo?

Por supuesto. La causa de dichos defectos y la causa de la presbicia es completamente diferentes. Aunque todas estas alteraciones resulten en la necesidad de llevar gafas o lentes de contacto, su origen es muy diferente, con lo que cirugías anteriores no previenen la presbicia ni impiden su corrección. 

 

¿Cuánto tarda la cirugía de presbicia con lente intraocular?

La cirugía suele tardar entre 20 – 30 minutos por ojo y se realiza con anestesia tópica (con gotas) en la mayoría de casos. 

¿Puede la cirugía corregir la miopía/hipermetropía/astigmatismo que tengo?

Sí. Durante la cirugía de presbicia pueden corregirse todos los defectos refractivos del paciente. En caso de quedar graduación residual, esta puede ser corregida a posteriori con láser. 

CIRUGÍA
CATARATAS

¿Cuándo me debo operar de cataratas?

La catarata se opera cuando el nivel de visión que se ha perdido por este motivo limita las actividades cotidianas de la vida del paciente.

Esta pérdida de visión limitante suele ser a partir del 0.5 en la escala oftalmológica (antes incluso en algunas ocasiones). En este punto ya se dificulta la conducción e incluso la lectura.

¿Puede mejorar la catarata y no tener que operarme?

No. El proceso de la catarata va ligado a la edad y evoluciona de forma irrefrenable de manera que el único tratamiento efectivo para ella es la cirugía.

¿La operación de catarata corrige la miopía/hipermetropía?

Sí. Cuando se calcula la lente intraocular que sustituye al cristalino en la operación, ésta se ajusta para corregir la miopía o hipermetropía del ojo del paciente.

¿Corrige la operación de catarata el astigmatismo?

Sí. Existen diversas técnicas para corregir el astigmatismo durante la cirugía de cataratas. Una de estas técnicas consiste en realizar unas incisiones relajantes (arcuatas) que reducen el astigmatismo, la otra es la utilización de lentes tóricas especiales para corregir el astigmatismo. En este caso el resultado no es tan predecible como cuando se corrige la miopía o hipermetropía pero siempre se reduce en gran medida.

¿Veré al 100% tras la operación de catarata?

Depende del estado del resto de estructuras del ojo. El pronóstico visual se hará en base a un estudio previo a la cirugía.

Un ojo sano que ve el 100% y pierde visión al padecer una catarata, una vez operado vuelve a ver ese 100%. Por contra, si por ejemplo, por un deterioro en la retina el ojo alcanza a ver un 60% y pierde visión por una catarata, tras la cirugía del cristalino alcanzará como máximo ese 60% de visión.

¿Qué lente intraocular me van a poner?

El tipo de lente intraocular que se implanta se decide en función de las necesidades del paciente y sus actividades cotidianas.

  • Monofocal: Proporciona buena visión lejana y requiere del uso de unas pequeñas gafas para lectura.
  • Multifocal: Proporciona una correcta visión de lejos y cerca con mayor independencia de las gafas necesitándolas únicamente para lectura prolongada, trabajos de precisión, con poca luz o con ordenador.
  • Tórica: En sus versiones monofocal o multifocal corrige además el astigmatismo del paciente.

¿La lente intraocular es para toda la vida?

Si. Hoy en día las lentes se fabrican con materiales muy avanzados que ofrecen garantía suficiente como para decir que son para toda la vida.

¿Qué debo hacer antes de la operación de catarata?

  • Puede hacer vida normal hasta el día de la intervención.
  • Durante los días previos a la cirugía deberá aplicar algunas gotas en el ojo con el fin de prepararlo.
  • Firmar el consentimiento informado.
  • El día de la operación:
    1. Limpiar de forma concienzuda los párpados con las toallitas especiales.
    2. Aplicar las gotas de dilatar una hora antes de la intervención.
    3. Puede tomar algún calmante.
    4. No maquillarse ni ponerse cremas.
    5. Acudir acompañado y llevar consigo todos los colirios a la clínica.
POSTOPERATORIO
CATARATAS

¿Qué debo hacer tras la operación de cataratas?

  1. Aplicar la pauta de gotas y medicamentos indicados por el oftalmólogo.
  2. Debe evitar realizar esfuerzos físicos. Podrá ver la tele y pasear con normalidad.
  3. Si el ojo lagrimea debe limpiar la lágrima en la mejilla evitando el contacto con el ojo o lagrimal y tirar el pañuelo.
  4. Al acudir a revisión debe ponerse las gafas de sol que le entregaremos para protegerse de la luz del sol, viento, polvo y otras partículas que pudieran entrar en el ojo.
  5. Es recomendable acudir a la revisión con la persona que va a ayudarle a colocarse las gotas tras la cirugía para que reciba unas breves instrucciones.

DURANTE LA PRIMERA SEMANA

  • Utilice gafas de sol para salir a la calle.
  • Intente dormir del lado del ojo operado o boca arriba.

DEBE EVITAR

  • Hacer esfuerzos.
  • Agacharse, pues levantarse es un esfuerzo.
  • Realizar movimientos bruscos con la cabeza.
  • Maquillarse.

Tras la operación, ¿qué signos deben preocuparme?

Dolor con enrojecimiento o pérdida de visión.

En el documento que se entrega a los pacientes tras la cirugía se detallan otros síntomas. Recuerde que en el mismo día por la tarde o al día siguiente le revisaremos el ojo y sabremos si todos estos signos son normales tras la operación o no.

Recuerde también que es habitual la sensación de arenilla, la visión de halos o deslumbramientos (especialmente por la noche) o la visión de niebla aunque tiende a desaparecer en pocos días.

¿Voy a necesitar gafas tras la operación de cataratas?

La finalidad principal de la cirugía de cataratas es recuperar la vista del paciente. Para ello se sustituye la lente natural del ojo (llamada cristalino) por una lente artificial de alta tecnología. La potencia o graduación de esta lente se personaliza para cada paciente en función de diversos factores. Este cálculo nunca es exacto en la cirugía de cataratas y estadísticamente un 90% de los pacientes mantienen un +/- 1.00 residual.

La presbicia o vista cansada es la pérdida de la capacidad del ojo para enfocar o acomodar. Esta función se utiliza en el cambio de visión lejana a visión próxima y se presenta a partir de los 40 años. Las personas operadas de cataratas no tienen esta capacidad acomodativa por lo que siempre necesitarán de corrección óptica (gafas) para ver de cerca. En caso de haber optado por la lente multifocal se obtiene buena visión tanto de lejos como de cerca y tan sólo será necesario el uso de gafas en ocasiones puntuales.

¿Puedo utilizar gafas de vista que ya tengo?

En el caso de haber optado por implantar una lente intraocular monofocal las gafas de cerca que ya tenga le pueden servir para ver mejor de cerca aunque no sea su graduación exacta. Ésta se la daremos pasado un mes de la intervención y entonces podrá ajustar sus gafas a la graduación correcta.

¿Qué tipos de gafas puedo utilizar tras la operación de cataratas?

Cerca, lejos, bifocales o progresivas. La opción a elegir depende de las necesidades de cada paciente pero todas son válidas. Lo único que debe tener en cuenta es que en ocasiones es algo más complicado adaptarse a las lentes progresivas tras la operación de cataratas.

¿Se puede mover la lente intraocular?

Esta es una preocupación muy extendida entre los pacientes de cataratas pero las lentes actuales de alta tecnología incorporan unos sistemas de fijación que las dotan de gran estabilidad y es muy poco probable que se muevan.

¿Me puede aparecer de nuevo la catarata tras operarme?

No. Las cataratas una vez operadas no se reproducen.

¿Se pueden "ensuciar" las lentes intraoculares?

Aproximadamente 1 de cada 4 pacientes operados de cataratas padecen al cabo del tiempo un efecto similar al de una lente «sucia».

Que la lente se «ensucia» es una forma de hablar que permite al paciente entender lo que ocurre. La realidad es que tras la lente aparecen una serie de células que crean una película semitransparente en la cápsula del cristalino donde va insertada la lente. Este efecto puede tardar varios meses en aparecer (si lo hace), se denomina ‘opacificación de la cápsula posterior’ y es progresivo.

En los casos en los que se «ensucia» o «empaña» la lente se aplica un rápido tratamiento que elimina este efecto con un láser Neodimio:YAG que al no tratarse de un láser quirúrgico se utiliza en consulta y no ocasiona dolor.

QUERATITIS

Si tengo queratitis con frecuencia, ¿podría ser indicativo de algo?

En efecto, si los episodios de queratitis son repetidos generalmente indica la presencia de una condición subyacente, por ejemplo ojo seco, blefaritis o dificultad para el cierre palpebral en especial durante la noche.

¿El tratamiento es el mismo en todos los casos?

Aunque la base del tratamiento es similar en todos los casos y consiste en mantener una correcta hidratación ocular, hay muchas maneras de conseguir este fin y lo conveniente es utilizar diferentes armas terapéuticas individualizando en cada caso. Además, es vital ir al origen del problema para intentar dar una solución que sea lo más efectiva y definitiva posible. 

¿Puede llegar a ser grave esta condición?

Además de las molestias y la merma en la calidad de vida del paciente, la gravedad de la queratitis dependerá de varios factores:

  • La localización de la lesión: si es central puede alterar el eje de visión.
  • La profundidad de la lesión: lesiones más profundas pueden producir cicatrices corneales permanentes.
  • La frecuencia: si estos episodios ocurren de forma frecuente, aumenta el porcentaje de complicaciones asociadas.
  • Posible infección: si llegase a infectarse, podría causar una grave infección corneal, con la consecuente pérdida visual.

Si ya tengo cicatrices corneales a causa de esto que me afectan a la visión, ¿hay alguna solución?

Cada caso debe de ser evaluado de forma individual para, dependiendo de la localización de la cicatriz (central o periférica), profundidad y alteración visual producida, poder decidir entre una actitud más conservadora de observación, tratamiento láser (PTK) o trasplante corneal total o parcial. 

OJO SECO

¿Son iguales todos los tipos de ojo seco?

Aunque el resultado final es similar, no todos los tipos de ojo seco son iguales. Las causas pueden ser diversas, desde alteraciones palpebrales a patologías corneales o de la glándula lagrimal. Diferenciar el origen nos ayudará a encontrar el tratamiento más efectivo en cada caso. 

¿Funcionan en todos los casos los mismos tratamientos?

Como cada ojo seco esconde una condición de base, no todos los tratamientos van a ser efectivos en todos los pacientes. El pilar de cualquier opción terapéutica va a ser la correcta lubricación de la superficie ocular, pero hay diversos medios para llegar a este fin, siendo necesario individualizar en cada caso. Además, en ciertas alteraciones palpebrales, la opción quirúrgica resulta de gran ayuda para dar solución al ojo seco. 

¿Puedo tener ojo seco y a la vez que me lloren los ojos?

En efecto, de hecho es algo común entre los pacientes. Es necesario diferenciar entre la lágrima basal (la que nos proporciona hidratación y nutrición) y la lámina refleja (aquella que producimos ante un estímulo externo, por ejemplo cuando se nos mete algo en el ojo). El exceso de lágrimas producido al tener ojo seco, no se corresponde a un aumento de secreción basal, sino a un aumento de secreción refleja debido a la agresión a la que se está sometiendo al ojo. Por tanto, estas lágrimas no tiene las propiedades bioquímicas necesarias para mantener una correcta salud ocular. 

 

¿Puede el ojo seco tener consecuencias graves?

En la mayoría de casos, el ojo seco representa únicamente una merma en la calidad de vida del paciente al producirle molestias y fotofobia (molestia al mirar la luz) leve. Sin embargo, dependiendo de la causa e intensidad de la sequedad ocular, puede conllevar alteraciones visuales, la formación de cicatrices corneales y el adelgazamiento significativo de los tejidos. 

QUERATOCONO

¿Tengo más posibilidades de padecerlo si hay otros casos en mi familia?

Efectivamente, aunque la genética no lo es todo en esta enfermedad, hay un importante componente genético ligado a su aparición. Sin embargo, se trata de una patología multifactorial en el que se dan una combinación de múltiples causas para su aparición.

Si tengo familiares con dicha condición conviene que acuda al oftalmólogo?

Sí. Los síntomas iniciales  del queratocono son muy sutiles y pasan inadvertidos para el paciente. Es por ello que revisiones oftalmológicas anuales permitirán un diagnóstico temprano y por tanto una actitud terapéutica precoz, evitando así el riesgo de complicaciones asociadas.

¿Puede estar relacionada con un defecto de graduación?

Al producirse una deformidad corneal, los pacientes con queratocono asocian por lo general importantes astigmatismos, siendo este uno de los signos de alarma que debe hacernos sospechar la enfermedad. 

¿Frotarse los ojos puede producirlo?

En efecto, en pacientes predispuestos, frotarse los ojos de manera vigorosa y frecuente puede llevar a una alteración de la ultraestructura corneal con su consecuente deformación.

¿Todos los pacientes acaban necesitando un trasplante?

El trasplante es la última opción terapéutica a emplear en los casos más graves. Antes era el único tratamiento del que disponíamos por lo que el trasplante corneal asociado a queratocono era relativamente frecuente. Sin embargo, la tecnología diagnóstica a nuestro alcance permite detectar los casos en fases más tempranas y poder ofrecer opciones más conservadoras como el crosslinking y/o anillos intraestromales.

¿Son estos tratamientos definitivos?

El queratocono es una patología progresiva y no igual en todos los individuos. Dependiendo del momento en el que se detecte será posible frenar en mayor o menor medida la enfermedad, pudiendo necesitar una combinación de varios tratamientos para conseguir dicho propósito.

¿Hay lentes de contacto específicas para queratocono?

Sí. Debido a los altos defectos refractivos que produce (astigmatismo alto e irregular), la corrección con gafas o lentes de contacto habituales no logra en muchas ocasiones dar al paciente una adecuada calidad visual. En la clínica, disponemos de un servicio de lentes de contacto  personalizado para poder dar al paciente la mayor calidad de vida.

TRASPLANTE
CORNEAL

¿Se trasplanta todo el ojo o solo una parte?

A la hora de realizar un trasplante de córnea, solo empleamos un “botón corneal”, es decir, la parte central de esta.

¿Se pueden trasplantar solo capas específicas de la córnea?

Efectivamente. Los avances tecnológicos actuales permiten no tener que trasplantar la córnea en su totalidad, sino que algunas de sus capas (de micras de grosor) pueden implantarse por separado. Esto disminuirá las complicaciones asociadas aunque requiere una mayor pericia técnica.

¿Cómo se si soy candidato?

Todos somos candidatos a recibir un trasplante corneal, ahora bien, habrá que valorar riesgos y beneficios en cada caso. La causa de la lesión corneal no va a determinar si uno es o no candidato, sino las probabilidades de éxito del trasplante.

 

¿Puede la enfermedad por la que estoy trasplantado volver a aparecer en sobre el trasplante?

Desafortunadamente sí. Muchas patologías infecciosas (por ejemplo herpéticas o fúngicas) y distrofias corneales pueden reaparecer sobre el tejido trasplantado, haciendo necesario otro trasplante o empeorando los resultados finales del mismo.

¿Puede haber un rechazo del tejido corneal?

Sí. Aunque la córnea es un tejido privilegiado para ser trasplantado ya que carece de vascularización (la ausencia de vasos sanguíneos permite que sea un tejido transparente que facilite la entrada de luz al interior del globo ocular), pueden darse situaciones de rechazo. Es por ello que resulta fundamental siempre que resulte posible, inhibir posibles neovasos asociados (vasos sanguíneos que se generan como respuesta a una determinada patología). 

¿Puedo someterme varias veces a un trasplante?

No hay límite en cuanto al número de trasplantes que pueden realizarse. Incluso pueden realizarse trasplantes de capas específicas de la córnea sobre un trasplante ya existente. 

ÚLCERAS CORNEALES
DE REPETICIÓN

Si tengo erosiones o úlceras corneales de forma repetida, ¿puedo tener alguna patología de base?

El padecer erosiones o úlceras de repetición siempre asocia bien una predisposición (por ejemplo por traumatismos previos que hayan debilitado las uniones celulares) o bien una patología de base (por ejemplo una distrofia corneal). Aunque el paciente padezca esta incómoda situación “desde siempre” no debe asumirlo como algo normal y resulta conveniente acudir a valoración por un oftalmólogo especialista ya que en caso de ciertas patologías, puede haber una progresión significativa, que puede ser frenada si se diagnostica a tiempo.

¿El tratamiento es el mismo en todos los casos?

Aunque la base del tratamiento es similar en todos los casos y consiste en mantener una correcta hidratación ocular, hay muchas maneras de conseguir este fin y lo conveniente es utilizar diferentes armas terapéuticas individualizando en cada caso. Además, es vital ir al origen del problema para intentar dar una solución que sea lo más efectiva y definitiva posible. 

¿Puede llegar a ser grave esta condición?

La gravedad dependerá de varios factores:

  •  La localización de la lesión: si es central puede alterar el eje de visión.
  • La profundidad de la lesión: lesiones más profundas pueden producir cicatrices corneales permanentes.
  • La frecuencia: si estos episodios ocurren de forma frecuente, las uniones celulares van debilitándose cada vez más, aumentando el porcentaje de complicaciones asociadas.
  • Posible infección: si una de estas erosiones o úlceras llegase a infectarse, podría causar una grave infección corneal, con la consecuente pérdida visual.

Si ya tengo cicatrices corneales a causa de esto, ¿hay alguna solución?

Cada caso debe de ser evaluado de forma individual para, dependiendo de la localización de la cicatriz (central o periférica), profundidad y alteración visual producida, poder decidir entre una actitud más conservadora de observación, tratamiento láser (PTK)  o trasplante corneal  total o parcial. 

BLEFARITIS

¿Puede la blefaritis ser causa de mi enrojecimiento ocular?

Por supuesto. La blefaritis puede producir un enrojecimiento del borde palpebral junto con “caspa” en las pestañas, asociado o no a molestias.

¿Puede ser la blefaritis causante de mi sequedad ocular?

La blefaritis es de hecho una de las principales causas de ojo seco, ya que las glándulas secretoras del componente lipídico de la lágrima se ven alteradas en estos pacientes. 

¿Es la blefaritis algo crónico?

La blefaritis es una condición que tiende a la cronicidad. Sin embargo, con el tratamiento adecuado, se pueden controlar y minimizar sus síntomas.

¿Es normal que tenga épocas en las que empeoro?

Sí. Al igual que muchas otras condiciones en nuestro organismo, la blefaritis empeorará en determinadas estaciones del año, en respuesta al estrés, debido a cambios hormonales…

¿Porqué antes no tenía y ahora me han diagnosticado de blefaritis?

La blefaritis suele empeorar con el paso de los años, con lo que no es de extrañar que algo que antes jamás nos había causado problemas y de lo que por tanto no habíamos sido conscientes, comience a producirnos molestias.

¿Puede tener consecuencias graves?

En la gran mayoría de casos, la blefaritis produce síntomas leves como escozor o sequedad ocular. Sin embargo, en determinadas ocasiones puede asociar importantes secuelas como la formación de cicatrices e inflamación corneal, poniendo en riesgo la calidad visual del paciente.

BLEFAROPLASTIA

¿Cuánto tiempo después de la cirugía necesito estar en reposo?

La cirugía para eliminar las comúnmente llamadas “bolsas” no produce ningún impedimento a la hora de llevar acabo las actividades básicas de la vida diara. Sin embargo, la aparición de un hematoma en la zona intervenida (como en cualquier otra cirugía) hace recomendable emplear gafas de sol y muchos pacientes prefieren quedarse en casa unos días. 

¿Se manipula el globo ocular durante la intervención?

No. A pesar de la proximidad del globo ocular, durante la cirugía éste no se manipula. Es necesario tener un buen conocimiento de la zona periocular para llevar a cabo el procedimiento con la máxima seguridad.

¿Afectará la cirugía a mi visión?

Como hemos comentado, el globo ocular no se manipula durante el acto quirúrgico. Sin embargo, algunos pacientes experimentan mejoría de su visión ya que si el párpado superior estaba demasiado “caído” podía limitar el campo visual del paciente que tras la intervención experimentará una visión “más despejada”.

¿Puede combinarse esta cirugía con otros tratamientos estéticos en la zona periocular?

Por supuesto. La blefaroplastia va encaminada a eliminar las molestas “bolsas”, pero no elimina otras condiciones que pueden ir asociadas. Nuestros oftalmólogos expertos en oculoplastia estudiaran su caso y le ofrecerán la solución más integral posible, que podría incluir la combinación de varios tratamientos en algunos casos para lograr los mejores resultados posibles. 

LENTES DE
CONTACTO

¿Todas las lentillas son iguales?

Definitivamente no. Hay multitud de tipos de lentes de contacto en base al material del que están hechas, su tamaño o su finalidad. Esta es la razón por la que muchas personas parecen “no tolerar” las lentes de contacto, cuando la realidad es que no han probado con la lente adecuada.

¿Cómo sé que lentilla es la adecuada para mí?

El estudio de la anatomía y fisiología de la superficie ocular de cada paciente es fundamental a la hora de recomendar la lente de contacto más adecuada para cada caso. Por ejemplo, dependiendo del tipo de lágrima serán más o menos convenientes ciertos materiales. Para ello, un estudio oftalmológico exhaustivo para valorar la forma de nuestra córnea y la calidad de nuestra lágrima, entre otros, resulta fundamental.

¿He de seguir algún tipo de control oftalmológico si uso lentillas?

Por supuesto. En primer lugar es importante que sea un oftalmólogo quien prescriba las lentes de contacto para descartar cualquier patología ocular que en fases tempranas puede pasar desapercibida. 

Además, después de años de uso, las lentes de contacto pueden producir alteraciones en la superficie ocular siendo necesaria una correcta monitorización para evitar consecuencias a largo plazo como ojo seco, infecciones corneales o  conjuntivitis papilar.

¿Tienen todas las lentillas el mismo propósito?

No. Aunque su uso más popular es el refractivo (es decir, como sustitución a las gafas), las lentes de contacto tienen multitud de usos, por ejemplo el uso terapéutico al actuar como un vendaje de la superficie ocular.

DESPRENDIMIENTO
DE RETINA

¿Después de un desprendimiento de retina se recupera la visión?

La recuperación visual tras un desprendimiento de retina es muy variable y dependerá de varios factores.

  • La causa del desprendimiento.
  • El tiempo de evolución desde que se produjo hasta que se trató.
  • La zona de la retina afectada: aquellos con afectación del área macular (la zona central de la retina) suelen tener un peor pronóstico.
  • Existencia o no de patología retiniana asociada.

¿Son todos los desprendimientos de retina iguales?

Hay diversos tipos de desprendimientos de retina atendiendo fundamentalmente a su causa. Los más frecuentes son aquellos producidos a consecuencia de un desgarro en la retina (es decir, una rotura), pero también hay desprendimientos de retina asociados a patología sistémica o inflamación ocular en los cuales no se produce rotura del tejido.

¿Puede solucionarse sin cirugía?

Excepto ciertos tipos de desprendimiento de retina cuyo tratamiento es con medicación oral, en la gran mayoría de casos se requiere una intervención quirúrgica para solucionar el problema y evitar su avance. Solo en aquellos casos en los que se detecte en fases muy tempranas, en la forma de desgarro, podrá tratarse con láser en consulta.

¿Es urgente realizar la cirugía?

El desprendimiento de retina se considera una urgencia diferida, es decir, que conviene ser operado con la máxima celeridad posible aunque no necesariamente en el momento del diagnóstico. Es fundamental disponer de un equipo experto en patología retiniana para enfrentarse a ello.

¿En qué posición debo estar tras la cirugía?

Dependiendo del tipo de desprendimiento de retina y por tanto de la cirugía realizada, que no será la misma en todos los casos, puede que el vítreo (el gel que da forma al ojo) se sustituya por gas o silicona o incluso que no se realice dicha sustitución. En función de ello, atendiendo a las densidades de dichos compuestos y la localización del desgarro, su oftalmólogo le indicará la posición más adecuada en cada caso, lo cual resulta vital para un resultado óptimo postquirúrgico.

DEGENERACIÓN MACULAR
ASOCIADA A LA EDAD (DMAE)

¿La DMAE puede aparecer en jóvenes?

La degeneración macular asociada a la edad, como su nombre indica, es un proceso ligado al envejecimiento de la retina. Sin embargo, hay muchas otras causas que sí pueden causar patología macular en gente joven con consecuencias similares. 

Hay antecedentes de DMAE en mi familia, ¿qué puedo hacer para evitarlo?

Es cierto que la DMAE tiene un componente genético importante, por lo que una buena prevención será clave. No hay ningún método ni tratamiento infalible a la hora de prevenirla, pero sí que podemos controlar los factores de riesgo asociados, con el abandono del tabaquismo y una dieta saludable por ejemplo.

¿Las inyecciones intravítreas sirven en todos los casos?

No. Las inyecciones intravítreas empleadas en caso de degeneración macular tienen el propósito de inhibir la neovascularización, es decir, los vasos sanguíneos que se forman como consecuencia de dicha patología siendo los causantes del exceso de fluido a nivel de la retina. Por tanto, en los casos en los que no haya neovascularización y por tanto no haya fluido, las inyecciones no juegan un papel.

¿El tratamiento con inyecciones intravítreas es para siempre?

El tratamiento con inyecciones intravítreas debe ser el mínimo posible para mantener la enfermedad a raya. La periodicidad de inyección dependerá entre pacientes; generalmente se comienza con un régimen mensual y dependiendo de la evolución van espaciándose cada vez más las inyecciones hasta lograr la dosis óptima para cada caso. El momento en el que detener el tratamiento es objeto de debate y debe individualizarse, pero lo que queda claro es que mientras haya neovascularización susceptible de tratamiento y la aplicación de este mejore la visión del paciente, habrá que seguir con ello.

¿Hay alguna cura para la DMAE?

Podemos moldear ciertos aspectos de la enfermedad, en primer lugar controlando sus factores de riesgo y por otra parte manejando sus complicaciones. Sin embargo, actualmente no disponemos de una cura efectiva y definitiva contra la DMAE.

INYECCIONES
INTRAVÍTREAS

¿Son todas las inyecciones intravítreas iguales?

No. El término inyección intravítrea hace referencia a la introducción de una sustancia en el interior del globo ocular mediante un pinchazo, sin embargo la sustancia inyectada puede corresponder a antibióticos, antivíricos, antifúngicos, quimioterapia, antiinflamatorios, o más frecuentemente antiangiogénicos (sustancias que inhiben la formación de neovasos responsables de la presencia de fluido intrraretiniano). Dependiendo de la patología a tratar, el contenido de la inyección será diferente.

¿Cómo se realizan las inyecciones intravítreas?

Bajo condiciones estériles, se administra la inyección al interior del globo ocular a través de una zona específica denominada pars plana, ya que al inyectar en este punto se minimizan las complicaciones asociadas.

¿Duele la inyección?

El procedimiento se realiza bajo anestesia tópica (con gotas), lo cual inhibe la sensibilidad dolorosa. Sin embargo, el paciente sí que es consciente del tacto y la presión, pudiendo sentir leves molestias.

¿Las inyecciones intravítreas sirven para todas las patologías de retina?

No. Las inyecciones intravítreas tienen indicaciones muy específicas y no son efectivas frente a múltiples patologías retinianas, como por ejemplo en aquellas en las que hay atrofia del tejido (muerte celular) o en aquellas que precisen una intervención quirúrgica, no supondrán una solución per sé. 

¿Para qué suelen emplearse?

Uno de los usos más frecuentes de las inyecciones intravítreas es la degeneración macular asociada a la edad o DMAE. En este caso, su propósito es el de inhibir la neovascularización, es decir, los vasos sanguíneos que se forman como consecuencia de dicha patología siendo los causantes del exceso de fluido a nivel de la retina. 

MIODESOPSIAS

¿Es normal ver moscas volantes o una especie de telaraña?

Todos, en una u otra etapa de la vida vamos a ver alguna pequeña sombrita más o menos traslúcida, sobre todo sobre superficies claras y luminosas. Se trata de un proceso ligado al envejecimiento natural del vítreo, el gel que hay dentro del ojo. Lo que vemos no son más que las sombras de las fibras que lo componen.

¿Una vez aparecen son para siempre?

En la mayoría de casos solo observamos las miodesopsias en ciertos momentos ya que el vítreo es un gel móvil. Por tanto, las comúnmente llamadas “moscas volantes” van cambiando de posición y dependiendo de las condiciones lumínicas serán más o menos visibles. Además, se produce un proceso de neuroadaptación mediante el cual nos acostumbramos a ellas en mayor o menor medida.

¿Qué debo hacer si me aparecen de repente?

Aunque su presencia es generalmente algo fisiológico ligado a la degeneración del gel vítreo en el interior del ojo, en algunos casos pueden tener un significado patológico. Por tanto, ante la aparición repentina de miodesopsias, sobre todo si van ligadas a otros síntomas como fotopsias (visión de destellos de luz) o enrojecimiento ocular, es imprescindible realizar una valoración oftalmológica.

¿Indican siempre alguna patología?

No. Solo en algunos casos pueden ser señal de alguna patología como un desgarro en la retina o un proceso inflamatorio intraocular. Sin embargo, cabe recalcar que en la mayoría de ocasiones son fruto del envejecimiento normal del gel vítreo.

MIOPÍA MAGNA

¿Porqué las miopías altas se consideran patológicas?

Las miopías elevadas se consideran una patología en sí, mucho más allá del hecho de tener que llevar gafas. Los ojos con una graduación miópica importante tienen una longitud axial elevada, es decir, son ojos más grandes de lo normal. Es por esto que ciertas estructuras oculares como la retina y el vítreo sufren ciertas alteraciones siendo más susceptibles a la aparición de patologías como el desprendimiento de retina o la formación de membranas neovasculares.

¿Qué puedo hacer para prevenir las complicaciones asociadas?

Una vez se ha desarrollado la miopía, lo indicado es acudir a revisiones oftalmológicas frecuentes para monitorizar la evolución y poder actuar de forma precoz frente a cualquier complicación antes de que produzca consecuencias graves. 

¿Si me opero para quitarme las gafas o lentillas se soluciona este problema?

No. La cirugía refractiva (encaminada a eliminar la dependencia de gafas o lentillas mediante láser o lente intraocular) evita la necesidad de usar corrección óptica mejorando así nuestra calidad de vida, pero no cambia la longitud del ojo, es decir, no actúa sobre el vítreo y la retina, que son las estructuras más afectadas a consecuencia de la miopía patológica o magna. 

¿Se hereda la miopía magna?

En efecto, la miopía magna tiene un componente hereditario importante, siendo frecuente que varios miembros de la misma familia la padezcan.

Tengo miopía magna ¿qué puedo hacer para evitarlo en mis hijos?

Dado que la miopía magna, es decir, aquella por encima de las seis dioptrías, puede conllevar importantes patologías durante la edad adulta (en especial patología vítreo-retiniana), resulta fundamental evitar o enlentecer su progresión en etapas tempranas de la vida. Para ello, se disponen de diversos tratamientos encaminados a frenar o al menos minimizar el crecimiento de la miopía en aquellos niños en los que el aumento anual sea muy significativo y tengan antecedentes de miopía magna en la familia. Mediante el uso de determinados colirios o de lentes de contacto, podemos lograr este objetivo con resultados muy satisfactorios. El departamento de control de miopía es una de las prioridades en Clínica Rahhal.

RETINOPATÍA
DIABÉTICA

¿Todos los diabéticos desarrollan afectación retiniana?

No. El tipo de diabetes y por tanto su momento de aparición va a tener un peso importante a la hora de tener más o menos probabilidades de desarrollar retinopatía diabética. El control glucémico que realice cada paciente también va a ser de vital importancia, así como el control de otros factores de riesgo asociados como la tensión arterial.

En caso de afectarse la retina a consecuencia de la diabetes, ¿se afecta igual en todos los casos?

No necesariamente. La retinopatía diabética tiene diferentes fases y no todos los pacientes tienen porqué llegar a tener todas las complicaciones asociadas. Además, la afectación visual dependerá mucho de si la retinopatía diabética se acompaña o no de edema macular

¿Puedo perder la visión a causa de la retinopatía diabética?

En efecto, la agudeza visual puede verse mermada a consecuencia de la retinopatía diabética y las complicaciones asociadas a esta. Por eso un buen control resulta fundamental desde el inicio.

Soy diabético, ¿cada cuanto debería realizarme controles oftalmológicos?

En general, siempre recomendamos una revisión anual. Sin embargo, en caso de detectarse alguna anomalía, dependiendo de la intensidad de las lesiones, puede que su oftalmólogo le recomiende controles más frecuentes individualizando cada caso.

¿Afecta en algo el control glucémico en la alteración de la retina?

Por supuesto. La mejor prevención para evitar desarrollar retinopatía diabética es un buen control de la glucemia. Sin embargo, hay que tener en cuenta que otros factores además de este también están involucrados.

¿Aparte de la retina, se afectan otras estructuras oculares como causa de la diabetes?

Aunque la patología ocular más conocida secundaria a la diabetes es la retinopatía diabética, esta también se asocia a afectación de otras estructuras oculares dando lugar a ojo seco o a la aparición de cataratas de forma precoz. 

HIPERTENSIÓN
OCULAR

¿La tensión ocular es lo mismo que la tensión arterial?

No. Ambas cosas hacen referencia a conceptos diferentes. La tensión arterial depende de nuestro sistema cardiovascular, mientras que la tensión ocular dependerá de la capacidad que tenga nuestro ojo para “filtrar” el contenido líquido de su interior.

¿La tensión ocular alta duele?

El dolor producido por valores elevados va a depender de si dichos valores están elevados de forma crónica, en cuyo caso el ojo se “acostumbra” a dicha tensión y no suele producir dolor, o si se elevan de forma aguda, es decir, de repente. En estos casos, si la elevación es significativa sí que asociará dolor. Sin embargo, en la mayoría de los casos la tensión se encuentra elevada de forma crónica y dicho aumento no es muy macado, con lo que el paciente se mantiene asintomático siendo la hipertensión ocular detectada de forma casual durante la exploración oftalmológica.

¿La tensión tomada con aire es lo mismo que la tomada en consulta por contacto?

Aunque ambas son modalidades aceptadas para medir la tensión ocular, la tensión por aire es mucho más inexacta siendo por tanto una aproximación del valor real. 

¿Tener la tensión alta es siempre algo negativo?

Una tensión ocular adecuada se considera generalmente por debajo de unos 21 mmHg. Sin embargo, muchos pacientes con tensiones levemente más altas no desarrollan jamás patología, y pacientes con tensiones incluso más bajas sí que la desarrollan. Como resumen, aunque la tensión máxima ronda los 21 mmHg, cada individuo tiene unos valores de tensión más o menos óptimos, no teniendo que ser normal ni patológico un mismo valor entre diferentes pacientes.

¿Hay que tratar siempre la hipertensión ocular?

No en todos los casos. Lo que debe hacerse es monitorizar estos casos de forma estrecha y determinar si dicha tensión está o no causando patología oftalmológica. 

¿Tener hipertensión ocular es sinónimo de glaucoma ?

No necesariamente. Una tensión levemente por encima del límite medio no conlleva patología en todos los pacientes. Por otra parte, tensiones que son consideradas “normales” para la mayoría de individuos, son suficientes en ciertas personas para fomentar el desarrollo o avance del glaucoma. La tensión ocular es un factor de riesgo de glaucoma y el estudio minucioso por parte del oftalmólogo es el que debe determinar esto para poder en cada caso tomar la actitud terapéutica más adecuada en caso de ser necesaria.

¿Influyen en algo mis antecedentes familiares?

Por supuesto. La carga genética tiene un peso muy importante y es por ello que aquellos pacientes con familiares afectos de glaucoma, deben seguir un estrecho control oftalmológico. 

GLAUCOMA

¿La tensión ocular es lo mismo que la tensión arterial?

No. Ambas cosas hacen referencia a conceptos diferentes. La tensión arterial depende de nuestro sistema cardiovascular, mientras que la tensión ocular dependerá de la capacidad que tenga nuestro ojo para “filtrar” el contenido líquido de su interior.

¿La tensión ocular alta duele?

El dolor producido por valores elevados va a depender de si dichos valores están elevados de forma crónica, en cuyo caso el ojo se “acostumbra” a dicha tensión y no suele producir dolor, o si se elevan de forma aguda, es decir, de repente. En estos casos, si la elevación es significativa sí que asociará dolor. Sin embargo, en la mayoría de los casos la tensión se encuentra elevada de forma crónica y dicho aumento no es muy macado, con lo que el paciente se mantiene asintomático siendo la hipertensión ocular detectada de forma casual durante la exploración oftalmológica.

¿La tensión tomada con aire es lo mismo que la tomada en consulta por contacto?

Aunque ambas son modalidades aceptadas para medir la tensión ocular, la tensión por aire es mucho más inexacta siendo por tanto una aproximación del valor real. 

¿Tras la cirugía necesitaré seguir poniéndome las gotas para la tensión?

Dependerá del caso. Según los que se determinen sean los niveles óptimos de tensión para cada paciente y el descenso logrado con la cirugía, se podrá plantear la suspensión o disminución del tratamiento con gotas. En muchas ocasiones es necesaria una combinación de ambas (gotas y cirugía) para lograr la tensión ocular deseada.

¿Tener hipertensión ocular es sinónimo de glaucoma?

No necesariamente. Una tensión levemente por encima del límite medio no conlleva patología en todos los pacientes. Por otra parte, tensiones que son consideradas “normales” para la mayoría de individuos, son suficientes en ciertas personas para fomentar el desarrollo o avance del glaucoma. La tensión ocular es un factor de riesgo de glaucoma y el estudio minucioso por parte del oftalmólogo es el que debe determinar esto para poder en cada caso tomar la actitud terapéutica más adecuada en caso de ser necesaria.

¿Influyen en algo mis antecedentes familiares?

Por supuesto. La carga genética tiene un peso muy importante en esta enfermedad y es por ello que aquellos pacientes con familiares afectos de glaucoma, deben seguir un estrecho control oftalmológico. 

¿A partir de qué edad debo preocuparme por el glaucoma?

Aunque hay ciertos tipos de glaucoma que pueden aparecer en edades tempranas de la vida, incluso estar presente en el nacimiento, la incidencia de glaucoma es mayor a partir de los 40 años. Es por ello que una revisión oftalmológica anual sería ideal de cara a descartar posible patología. 

¿El tratamiento del glaucoma es siempre quirúrgico?

No. El tratamiento quirúrgico solo será necesario en aquellos casos en los que la tensión ocular no logre controlarse con medicación o haya una intolerancia a esta. 

ESTRABISMO

ADULTOS

¿Si desarrollé ojo vago o ambliopía a causa del estrabismo en la infancia, puedo recuperar la visión mediante cirugía?

Lamentablemente no. El ojo vago o ambliopía solo es tratable en etapas tempranas de la vida ya que se debe a una falta de desarrollo del sistema visual debido a la falta de estimulación. La cirugía correctora del estrabismo en pacientes adultos que padecen estrabismo desde la infancia tiene fundamentalmente fines estéticos. 

¿Es definitiva la cirugía?

El sistema muscular extraocular es relativamente complejo y resulta en muchos casos complicado saber a ciencia cierta los músculos afectos cuando el estrabismo es de largo tiempo de evolución, ya que aunque el problema comenzara en uno de ellos, al final todos acaban viéndose alterados de forma secundaria. Por tanto, aunque en muchas ocasiones el problema se resuelve con la primera cirugía, en determinados casos más complejos hace falta una segunda cirugía para obtener el resultado deseado. 

La necesidad de una segunda cirugía se ve enormemente disminuida en caso de realizar la cirugía bajo anestesia tópica, es decir únicamente con gotas, ya que de este modo podemos ajustar intraoperatoriamente los músculos y ver los resultados en directo. Esta técnica requiere de gran experiencia y ofrece los resultados más satisfactorios desde el primer momento al poder ver “en directo” las modificaciones que estamos realizando pudiendo por tanto obtener resultados más precisos. 

¿Puedo operarme de cirugía refractiva a pesar de tener estrabismo?

Por supuesto. De hecho, los defectos están muy ligados al estrabismo y su corrección supone un complemento en el tratamiento. 

¿Si el estrabismo me ha aparecido de forma reciente (por ejemplo tras un traumatismo, a consecuencia de la diabetes o de alteraciones cardiovasculares) puedo desarrollar ojo vago?

No. En estos casos el paciente desarrolla visión doble (diplopía) ya que el sistema visual ya completó su desarrollo en fases tempranas de la vida y el cerebro no puede “anular” la imagen de un ojo de forma selectiva como ocurre en la infancia. Al ser incapaz de ignorar una de las dos imágenes e incapaz de fusionarlas, aparece la visión doble. 

¿Tiene el estrabismo solución quirúrgica en estos casos?

Los casos adquiridos hay que valorarlos con especial cuidado ya que no todos van a requerir cirugía. Algunos se solucionarán de forma espontánea, otros con alguna sesión de toxina botulínica  y en otros casos mediante el uso de unas gafas con prisma. La intensidad del estrabismo y su causa van a ser determinantes a la hora de escoger la mejor opción terapéutica en dichos pacientes.

INFANTIL

¿A partir de que edad es conveniente corregir el estrabismo en niños?

En los niños es de vital importancia llevar un estrecho control del estrabismo desde el momento en el que aparece ya que puede ser indicativo de alguna patología subyacente. Muchas enfermedades oculares (por ejemplo patología retiniana) dan la cara mediante la desviación de un ojo, por lo que ante la detección de esta clínica es de vital importancia contactar con un oftalmólogo.

Además, ciertos tipos de estrabismo perpetuados en el tiempo pueden dar lugar a ambliopía u ojo vago, lo que significa que la visión del niño no se desarrollará correctamente dando lugar a baja visión en la edad adulta. 

¿Se corrigen todos los estrabismos con cirugía?

No. Hay diferentes tipos de estrabismo y dependiendo del caso algunos pueden corregirse con corrección óptica (gafas), toxina botulínica o requerir cirugía. 

¿A qué edad es conveniente operar?

Esto va a depender mucho de cada paciente. La cirugía puede demorarse siempre y cuando el estrabismo y por tanto el riesgo de ambliopía u ojo vago estén siendo controlados por otros medios (con corrección óptica, toxina botulínica…). Se suele esperar a realizar la cirugía a que el niño colabore medianamente bien para poder realizar las mediciones necesarias para la corrección quirúrgica. Sin embargo, como hemos mencionado, debe individualizarse mucho cada caso. 

¿Es la cirugía definitiva?

En la mayoría de ocasiones sí. Sin embargo hay que tener en cuenta que la falta de colaboración en algunos casos para realizar las mediciones necesarias y el hecho de tener que realizar la cirugía bajo anestesia general no nos permite ajustar intraoperatoriamente los músculos (en adultos al realizar la cirugía solo con anestesia tópica – gotas –  podemos ajustar en el mismo acto quirúrgico los resultados), por lo que en un porcentaje minoritario, será necesario una segunda cirugía futura para obtener el resultado deseado. 

¿El uso de parche soluciona el estrabismo?

El objetivo del uso de parches es frenar el desarrollo de ambliopía u ojo vago al obligar al cerebro a trabajar con ambos ojos, evitando que se produzca una falta de desarrollo en alguno de ellos. Sin embargo, no va a solucionar de forma permanente la desviación ocular. 

¿Aparte de la retina, se afectan otras estructuras oculares como causa de la diabetes?

Aunque la patología ocular más conocida secundaria a la diabetes es la retinopatía diabética, esta también se asocia a afectación de otras estructuras oculares dando lugar a ojo seco o a la aparición de cataratas de forma precoz. 

Primera consulta

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para darte cita con uno de nuestros oftalmólogos. Te enviaremos un email de confirmación de recepción junto con los datos de la cita solicitada, y en las próximas horas hábiles daremos respuesta personal a tu solicitud, por teléfono, para confirmar la cita solicitada.