TÉCNICA
PRK-LASEK

tecnología ocular avanzada

Técnica PRK-LASEK

La técnica PRK (Photorefractive Keratectomy), también conocida como QFR (Queratectomía Fotorrefractiva) es una técnica de cirugía refractiva que utiliza láser Excimer para tratar los defectos de refracción del ojo (miopía, hipermetropía y astigmatismo).

En este sentido, PRK se distingue de LASIK porque no crea un flap corneal para remodelar la córnea a nivel interno, sino que, en su lugar, retira la zona central del epitelio anterior para incidir con el láser Excimer en la superficie estromal.

Tras el tratamiento láser, la córnea se cubre con una lente de contacto protectora hasta que el epitelio se regenere.

Poco agresivo

Con esta técnica no se altera la estructura de la córnea, es decir, no se realizan flap ni incisiones. Es la técnica más fisiológica.

Calidad de vida

La comodidad de no depender de ningún accesorio para poder ver: levantarte y ver con claridad. En definitiva, sentirte libre.

Ahorro

¿Has pensado alguna vez cuánto nos gastamos al año en gafas y lentillas? ¿Y en los próximos 10 años si siguieras con ellas?

¿Quién puede operarse?

Resulta fundamental un estudio oftalmológico completo para poder decidir cuál es la técnica más adecuada en cada caso. No hay una técnica superior a otra, sino una técnica mejor para cada paciente.

Pacientes mayores de edad (más de 18 años).

Que padezcan un problema refractivo estable.

Que cumplan con los criterios oftalmológicos.

OPERACIÓN
PRK – LASEK

Los pasos básicos de la cirugía con PRK son:

  1. Se aplican gotas anestésicas para prevenir molestias oculares durante la operación.
  2. La zona central del epitelio corneal es retirada, generalmente tras haber sido debilitada con una disolución de etanol al 20%.
  3. Mediante Excimer láser se remodela la córnea corrigiendo así las dioptrías del ojo.
  4. Se aplican gotas antibióticas y antiinflamatorias.
  5. Se cubre la córnea con una lente de contacto protectora.
estudio preoperatorio

VENTAJAS
PRK – LASEK

  • Desaparecen las complicaciones derivadas de la creación del flap corneal (dislocación, mala cicatrización…). Este detalle es importante para aquellos pacientes cuya actividad y/o profesión pone el ojo en peligro (policías, militares, bomberos, deportistas…) y elevan el riesgo de dislocación del flap.
  • Cubre un abanico mucho mayor de pacientes a poderse realizar sobre córneas de menor espesor que LASIK.
RIESGOS Y
COMPLICACIONES
Del mismo modo que con otro tipo de procedimientos quirúrgicos, existen una serie de riesgos y posibles complicaciones asociados a la técnica PRK.

  • Ojo seco: Algunos pacientes refieren ojo seco debido a la retirada del epitelio corneal rico en terminaciones nerviosas. Estos nervios informan al cerebro de la sequedad ocular con el fin de que éste produzca las lágrimas necesarias que lo humedezcan. Este problema remite con la regeneración epitelial.
  • Visión de halos: Este problema se presenta en pacientes tratados con zonas ópticas pequeñas y que tienen un tamaño pupilar grande. Generalmente sucede por la noche cuando existe una mayor midriasis (dilatación de la pupila mayor de 4mm) y los rayos de luz que inciden en la retina atraviesan parte de la zona no tratada y se dispersan.
  • Hipercorrección o Hipocorrección: Durante los primeros meses y en casos de alta miopía es posible que la cicatrización corneal y epitelial condicionen la estabilidad y el resultado de la operación.
  • Infección corneal: Al eliminar la barrera protectora epitelial, la córnea sufre un mayor riesgo de infección al verse expuesta a contaminaciones.
  • Haze u opacidad corneal: De forma tardía (pasados los 6 meses) y muy puntual, un número muy reducido de pacientes presenta una opacificación en la zona tratada de la córnea.

IMPORTANTE: En la mayoría de los casos el problema es temporal o se soluciona bien mediante medicación tópica u oral, bien mediante una reintervención correctiva.

PIONEROS EN
CIRUGÍA OCULAR

En CLÍNICA RAHHAL contamos con un equipo tecnológico de última generación que combinado con nuestro trabajo en equipo aseguran los mejores resultados.

conócenos

«Me operé en Octubre con lasek y estoy encantada. Gracias a todos!!!»

Susi Boix. 

«Máxima profesionalidad, atención esmerada. Me he operado de los dos ojos, y el resultado ha sido excelente.»

Dolores Olivares. 

«Me he operado en esta clínica y la recomiendo a todo el mundo. La atención y el trato es excelente»

Jose Miguel Carbonell.

FINANCIACIÓN
Y PRECIO

En CLÍNICA RAHHAL no queremos que te cueste ver y nos preocupamos por que nuestros tratamientos de cirugía refractiva sean accesibles para nuestros pacientes.

CALCULA TU FINANCIACIÓN

PREGUNTAS
FRECUENTES

Selecciona una de las siguientes preguntas frecuentes de nuestros pacientes para mostrar la respuesta. Si no encuentras la respuesta a tu consulta puedes ponerte en contacto con nosotros a través del formulario inferior.

¿Cuándo puedo operarme de miopía/hipermetropía?

Para poder tratar los defectos de refracción del ojo (miopía, hipermetropía y astigmatismo) es necesario que la graduación esté estabilizada y esto suele ocurrir alrededor de los 20 años.

¿Puedo operarme si tengo astigmatismo además de miopía/hipermetropía?

Sí, cualquiera de las técnicas actuales, tanto láser como con lente, permiten corregir ambos defectos de forma simultánea.

¿Qué ocurre si muevo el ojo durante la operación con láser?

Es importante mantener el ojo tan estable como sea posible, con este fin, el paciente permanece reclinado sobre una camilla y fija la vista en una luz roja situada en el dispositivo láser Excimer.

Un dispositivo de seguridad llamado «eye-tracker» compensa los pequeños movimientos involuntarios del ojo, haciendo un seguimiento de la posición del mismo a intervalos de pocos milisegundos y ajustando la dirección de los pulsos láser en funcion de estos datos. En caso de movimientos bruscos del ojo, el sistema de seguridad detiene por completo el tratamiento.

¿Cuánto dura una operación con láser?

Es una operación rápida. El paciente pasa entre 15-20 minutos de media en quirófano. Pocos de esos segundos son para la aplicación del láser Excimer, el resto del tiempo es para la preparación del paciente y el ojo.

¿Es dolorosa la operación con láser?

Los procedimientos de cirugía refractiva se realizan bajo anestesia local tópica (gotas) por lo que no sentirá dolor alguno durante la intervención.

¿Cómo es el postoperatorio?

Los procedimientos láser como LASIK y PRK tienen un postoperatorio muy sencillo. Apenas unos colirios y unas lágrimas artificiales.

Tras la operación, es recomendable reposar al menos 24 horas. La gran mayoría de actividades laborales pueden reanudarse pasadas 48h y para las deportivas se debe esperar al menos una semana.

Tengo una graduación muy alta, ¿me puedo operar?

Dependiendo de las características de la córnea de cada paciente se podrá llevar a cabo o no la cirugía con láser, ya que al «limar» esta estructura con dicha técnica, es necesario estimar su grosor y forma postoperatorias y en caso de no cumplir unos determinados criterios de seguridad, habría que optar por cirugía intraocular, en la cual no se modifican ni alteran las estructuras oculares.

Primera consulta

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para darte cita con uno de nuestros oftalmólogos. Te enviaremos un email de confirmación de recepción junto con los datos de la cita solicitada, y en las próximas horas hábiles daremos respuesta personal a tu solicitud, por teléfono, para confirmar la cita solicitada.